Colección de discursos agrupados numéricamente

10.172. Segundo discurso sobre el no-dhamma

“Monjes, lo que es el no-dhamma y lo que es el Dhamma debe ser comprendido, y lo que es dañino y lo que es beneficioso también debe ser comprendido. Habiendo comprendido lo que es el no-dhamma y lo que es el Dhamma, y lo que es dañino y lo que beneficioso, uno debe practicar en concordancia con lo que es el Dhamma y lo que es beneficioso”.

Esto es lo que dijo el Bienaventurado. Habiendo dicho esto, el Sublime se levantó de su asiento y entró en su morada. Acto seguido, los monjes consideraron esto: “Amigos, el Bienaventurado nos enseñó este breve resumen: ‘Monjes, lo que es el no-dhamma y lo que es el Dhamma debe ser comprendido…, uno debe practicar en concordancia con lo que es el Dhamma y lo que es beneficioso’. Luego se levantó de su asiento y entró en su morada sin habernos expuesto el significado detallado de esto. Ahora bien, ¿quién podría explicarnos el significado detallado de esto?”. Entonces se les ocurrió: “El Venerable Ananda es alabado por el Maestro y estimado por sus sabios compañeros monjes; es capaz de exponer el significado detallado de este breve resumen. Acerquémonos al Venerable Ananda y preguntémosle por el significado de esto. Así retendremos en nuestras mentes lo que él nos va a explicar”.

Acto seguido, aquellos monjes se acercaron al Venerable Ananda e intercambiaron con él cordiales saludos; luego se sentaron a un lado y le dijeron: “Amigo Ananda, el Bienaventurado nos enseñó este breve resumen , luego se levantó de su asiento y entró en su morada sin habernos expuesto el significado detallado de esto. Acto seguido consideramos esto: ‘Amigos, el Bienaventurado nos enseñó este breve resumen Acerquémonos al Venerable Ananda y preguntémosle por el significado de esto. Así retendremos en nuestras mentes lo que él nos va a explicar’”.

[El Venerable Ananda respondió:] “Amigos, esto es como si un hombre que necesitase duramen, que buscase el duramen y vagase en busca de duramen, dejara de largo la raíz y el tronco de un árbol con abundante duramen, pensando que el mismo se encontraría entre las ramas y el follaje. Así lo hicisteis vosotros. Mientras estabais frente a frente con el Maestro, lo dejasteis, pensando preguntarme a mí acerca del significado de esto. Amigos, porque conociendo, el Bienaventurado conoce y viendo, ve; él ha llegado a ser la visión, ha llegado a ser el conocimiento, ha llegado a ser el Dhamma, ha llegado a ser Brahma; ha llegado a ser el expositor, el que proclama y dilucida el significado, el dador de lo inmortal, el señor del Dhamma, el Tathagata. Este era el tiempo en el cual debisteis acercaros al Bienaventurado y preguntarle acerca de este significado. Debisteis retenerlo en vuestras mentes así como él os lo hubiese explicado”.

“Ciertamente, amigo Ananda, conociendo, el Bienaventurado conoce y viendo, ve… el Tathagata. Este era el tiempo, en el cual debimos acercarnos al Bienaventurado y preguntarle acerca de este significado. Debimos retenerlo en nuestras mentes así como él nos lo hubiese explicado. Aún así, el Venerable Ananda es alabado por el Maestro y estimado por sus sabios compañeros monjes; es capaz de exponer el significado detallado de este breve resumen. Que el Venerable Ananda nos lo exponga sin molestias, por favor”.

“Entonces, amigos, escuchad y prestad atención que voy a hablar”.

“Sí, amigo”, respondieron aquellos monjes y el Venerable Ananda continuó:

“Amigos, el Bienaventurado os enseñó este breve resumen sin exponeros su significado detallado: ‘Monjes, lo que es el no-dhamma y lo que es el Dhamma debe ser comprendido, y lo que es dañino y lo que es beneficioso también debe ser comprendido. Habiendo comprendido lo que es el no-dhamma y lo que es el Dhamma, y lo que es dañino y lo que beneficioso, uno debe practicar en concordancia con lo que es el Dhamma y lo que es beneficioso’. Y, ¿qué es, amigos, el no-dhamma y qué es el Dhamma? ¿Qué es lo dañino y qué es lo beneficioso?

“La destrucción de la vida es el no-dhamma y la abstención de la destrucción de la vida es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con la destrucción de la vida como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de la destrucción de la vida como condición, son beneficiosos.

“El tomar lo que a uno no le ha sido dado es el no-dhamma y la abstención de tomar lo que a uno no le ha sido dado es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con el tomar lo que a uno no le ha sido dado como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de tomar lo que a uno no le ha sido dado, son beneficiosos.

“La conducta sexual inapropiada es el no-dhamma y la abstención de la conducta sexual inapropiada es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con la conducta sexual inapropiada como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de la conducta sexual inapropiada como condición, son beneficiosos.

“La mentira es el no-dhamma y la abstención de la mentira es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con la mentira como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de la mentira como condición, son beneficiosos.

“La forma de hablar que causa divisiones es el no-dhamma y la abstención de la forma de hablar que causa divisiones es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con la forma de hablar que causa divisiones como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de la forma de hablar que causa divisiones como condición, son beneficiosos.

“La forma áspera de hablar es el no-dhamma y la abstención la forma áspera de hablar es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con la forma áspera de hablar como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de la forma áspera de hablar como condición, son beneficiosos.

“Las charlas frívolas es el no-dhamma y la abstención de las charlas frívolas es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con las charlas frívolas como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la abstención de las charlas frívolas como condición, son beneficiosos.

“El anhelo es el no-dhamma y el no-anhelo es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con el anhelo como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el no-anhelo como condición, son beneficiosos.

“La animadversión es el no-dhamma y la benevolencia es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con la animadversión como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo de la benevolencia como condición, son beneficiosos.

“El incorrecto punto de vista es el no-dhamma y el recto punto de vista es el Dhamma. Los numerosos malos y perjudiciales estados mentales originados con el incorrecto punto de vista como condición, son dañinos. Los numerosos estados mentales que llegan a su plenitud mediante el desarrollo del recto punto de vista como condición, son beneficiosos.

“Amigos, es de esta manera que entiendo el significado detallado del breve resumen del Bienaventurado. Ahora bien, si deseáis, podéis ir junto al Bienaventurado para preguntarle acerca del significado de esto. Luego debéis retener en vuestras mentes lo que el Bienaventurado os va a explicar”.

“Sí, amigo”, respondieron aquellos monjes y, habiéndose deleitado y regocijado en las palabras del Venerable Ananda, se levantaron de sus asientos y se fueron junto al Bienaventurado. Después de haberle rendido homenaje, se sentaron a un lado y le dijeron:

“Venerable Señor, los monjes narran toda la historia al Bienaventurado, agregando:… Entonces, Venerable Señor, nos acercamos al Venerable Ananda y le preguntamos acerca de este significado. Y el Venerable Ananda nos expuso el significado de esto, de estas maneras, con estos términos y estas frases”.

“¡Bien, muy bien, monjes! Ananda es sabio. Ananda posee una gran sabiduría. Si vosotros os hubieseis acercado a mí, preguntando por el significado de esto, os lo hubiese explicado exactamente de la misma manera que lo hizo Ananda. Este es el significado de eso y así lo debéis retener en vuestras mentes”.