Colección de discursos agrupados numéricamente

3.43. Las razones

“Monjes, cuando uno ve las tres razones, es suficiente para enseñar a otros el Dhamma. Y, ¿cuáles son esas tres? El que enseña el Dhamma, experimenta el Dhamma y su beneficio; el que escucha el Dhamma, experimenta el Dhamma y su beneficio; ambos—el que enseña el Dhamma y el que escucha el Dhamma— experimentan el Dhamma y su beneficio. Viendo esas tres razones, monjes, es suficiente para enseñar a otros el Dhamma”.