Colección de discursos agrupados numéricamente

4.14. Restricción

“Monjes, he aquí estos cuatro esfuerzos. Y, ¿cuáles son esos cuatro? El esfuerzo a través de la restricción, el esfuerzo a través del abandono, el esfuerzo a través del desarrollo y el esfuerzo a través de la protección.

“Y, ¿en qué consiste, monjes, el esfuerzo a través de la restricción? He aquí, monjes, habiendo vista una forma con el ojo, el monje no se asía ni a su aspecto general ni a alguno de sus detalles. Puesto que si él permaneciera con la facultad del ojo irrestricta, entonces los malos y perjudiciales estados mentales de añoranza y melancolía podrían invadirlo, practica la restricción sobre ella, resguarda la facultad del ojo, se compromete con la restricción de la facultad del ojo. Habiendo escuchado un sonido con el oído… Habiendo olido un olor con la nariz… Habiendo saboreado un sabor con la lengua… Habiendo sentido una sensación táctil con el cuerpo… Habiendo conocido un fenómeno mental con la mente, no se asía ni a su aspecto general ni a alguno de sus detalles. Puesto que si él permaneciera con la facultad de la mente irrestricta, entonces los malos y perjudiciales estados mentales de añoranza y melancolía podrían invadirlo, practica la restricción sobre ella, resguarda la facultad de la mente, se compromete con la restricción de la facultad de la mente. Este se llama, monjes, el esfuerzo a través de la restricción

“Y, ¿en qué consiste, monjes, el esfuerzo a través de la restricción? He aquí, monjes, el monje que no admite un pensamiento sensual surgido, sino que lo abandona, lo expulsa, lo lleva a su fin y no permite que reaparezca. Él tampoco admite un pensamientos de animadversión… tampoco admite un pensamiento cruel… no admite al malo y perjudicial estado mental alguno que surja en él, sino que lo abandona, lo expulsa, lo lleva a su fin y no permite que reaparezca. Este se llama, monjes, el esfuerzo a través del abandono.

“Y, ¿en qué consiste, monjes, el esfuerzo a través del desarrollo? He aquí, monjes, el monje desarrolla el factor de iluminación de la atención consciente que es resultado de la reclusión, desapasionamiento y el cese, y madura en la liberación. Y desarrolla el factor de iluminación de la discriminación de los fenómenos mentales… desarrolla el factor de iluminación de la energía… desarrolla el factor de iluminación del arrobamiento… desarrolla el factor de iluminación de la tranquilidad… desarrolla el factor de iluminación de la ecuanimidad que es resultado de la reclusión, desapasionamiento y el cese, y madura en la liberación. Este se llama, monjes, el esfuerzo a través del desarrollo.

“Y, ¿en qué consiste, monjes, el esfuerzo a través de la protección? He aquí, monjes, el monje protege al favorable, excelente objeto de concentración: la contemplación del esqueleto, la contemplación del cuerpo infestado por los gusanos, la contemplación del cuerpo infestado lívido, la contemplación del cuerpo supurante, la contemplación del cuerpo desfigurado y la contemplación del cuerpo hinchado. Este se llama, monjes, el esfuerzo a través de la protección.

“Éstos son, monjes, los cuatro esfuerzos”.

Restringiendo y abandonando,
desarrollando y protegiendo:
estos cuatro esfuerzos fueron enseñados
por el Pariente del Sol.
Por medio de ellos un monje ardiente aquí
puede alcanzar la de destrucción de la insatisfacción.