Colección de discursos agrupados numéricamente

4.163. Lo repugnante

“Monjes, he aquí estas cuatro maneras de progresar. Y, ¿cuáles son esas cuatro? La manera de progresar penosa con el conocimiento directo lento. La manera de progresar penosa con el conocimiento directo rápido. La manera de progresar placentera con el conocimiento directo lento y la manera de progresar placentera con el conocimiento directo rápido.

“Y, ¿cómo es, monjes, la manera de progresar penosa con el conocimiento directo lento? He aquí, monjes, el monje permanece contemplando lo repugnante del cuerpo, percibiendo la repugnancia en la comida, percibiendo el no-deleite en el mundo entero, contemplando la transitoriedad de todos los fenómenos condicionados y tiene la percepción de la muerte bien establecida interiormente. Y mora dependiendo de esos cinco poderes del entrenamiento: el poder de la fe, el poder de la vergüenza moral, el poder del temor moral, el poder de la energía y el poder de la sabiduría. Pero estas cinco facultades—la facultad de la fe, la facultad de la energía, la facultad de la atención consciente, la facultad de la concentración y la facultad de la sabiduría- surgen en él de manera débil. Y debido a la debilidad de estas cinco facultades, solamente de manera lenta alcanza la condición inmediata para la destrucción de las corrupciones mentales. Ésta es, monjes, la manera de progresar penosa con el conocimiento directo lento.

“Y, ¿cómo es, monjes, la manera de progresar penosa con el conocimiento directo rápido? He aquí, monjes, el monje permanece contemplando lo repugnante del cuerpo, percibiendo la repugnancia en la comida, percibiendo el no-deleite en el mundo entero, contemplando la transitoriedad de todos los fenómenos condicionados y tiene la percepción de la muerte bien establecida interiormente. Y mora dependiendo de esos cinco poderes del entrenamiento: el poder de la fe, el poder de la vergüenza moral, el poder del temor moral, el poder de la energía y el poder de la sabiduría. Pero estas cinco facultades—la facultad de la fe, la facultad de la energía, la facultad de la atención consciente, la facultad de la concentración y la facultad de la sabiduría- surgen en él de manera prominente. Y debido a la prominencia de estas cinco facultades, rápidamente alcanza la condición inmediata para la destrucción de las corrupciones mentales. Ésta es, monjes, la manera de progresar penosa con el conocimiento directo rápido.

“Y, ¿cómo es, monjes, la manera de progresar placentera con el conocimiento directo lento? He aquí, monjes, recluido de los placeres sensuales, recluido de los perjudiciales estados mentales, el monje entra y permanece en el primer jhana, que consiste en el arrobamiento y felicidad nacidos de la reclusión, acompañado por el pensamiento aplicado y sostenido. Al calmarse el pensamiento aplicado y sostenido, entra y permanece en el segundo jhana, el cual tiene la placidez interior y la unificación mental y consiste en el arrobamiento y felicidad nacidos de la concentración, sin el pensamiento aplicado y sostenido. Al desaparecer el arrobamiento, permanece ecuánime, con atención consciente y clara comprensión, y experimenta la felicidad en su cuerpo; entonces, entra y permanece en el tercer jhana, del cual los nobles declararon: ‘él es ecuánime, atentamente consciente y es alguien que tiene una morada feliz’. Al abandonar la felicidad y la pena, con la previa desaparición de la alegría y el abatimiento, entra y permanece en el cuarto jhana, ni penoso ni placentero, el cual tiene la purificación de la atención consciente mediante la ecuanimidad. Y mora dependiendo de esos cinco poderes del entrenamiento: el poder de la fe, el poder de la vergüenza moral, el poder del temor moral, el poder de la energía y el poder de la sabiduría. Pero estas cinco facultades—la facultad de la fe, la facultad de la energía, la facultad de la atención consciente, la facultad de la concentración y la facultad de la sabiduría- surgen en él de manera débil. Y debido a la debilidad de estas cinco facultades, solamente de manera lenta alcanza la condición inmediata para la destrucción de las corrupciones mentales. Ésta es, monjes, la manera de progresar placentera con el conocimiento directo lento.

“Y, ¿cómo es, monjes, la manera de progresar placentera con el conocimiento directo rápido? He aquí, monjes, recluido de los placeres sensuales, recluido de los perjudiciales estados mentales, el monje entra y permanece en el primer jhana… en el segundo jhana… en el tercer jhana… en el cuarto jhana… Y mora dependiendo de esos cinco poderes del entrenamiento: el poder de la fe, el poder de la vergüenza moral, el poder del temor moral, el poder de la energía y el poder de la sabiduría. Pero estas cinco facultades—la facultad de la fe, la facultad de la energía, la facultad de la atención consciente, la facultad de la concentración y la facultad de la sabiduría- surgen en él de manera prominente. Y debido a la prominencia de estas cinco facultades, rápidamente alcanza la condición inmediata para la destrucción de las corrupciones mentales. Ésta es, monjes, la manera de progresar placentera con el conocimiento directo rápido.

“Éstas son, monjes, las cuatro maneras de progresar.”