Colección de discursos agrupados numéricamente

4.259. Primer discurso sobre el pura sangre

“Monjes, poseyendo cuatro factores el excelente caballo real de pura sangre es digno del rey, un accesorio del rey y cuenta como un factor de la realeza. Y, ¿cuáles son esos cuatro? He aquí, el excelente caballo real de pura sangre posee la belleza, fuerza, velocidad y rectas proporciones. Poseyendo estos cuatro factores, el excelente caballo real de pura sangre es digno del rey, un accesorio del rey y cuenta como un factor de la realeza.

“De la misma manera, monjes, poseyendo cuatro cualidades, un monje es digno de las ofrendas, digno de hospitalidad, digno de dádivas, digno de reverenciales saludos, un insuperable campo de méritos para el mundo. Y, ¿cuáles son esas cuatro? He aquí, el monje posee la belleza, fuerza, velocidad y rectas proporciones.

“Y, ¿cómo el monje posee la belleza? He aquí, el monje es virtuoso; mora restringido por el Patimokkha, posee una buena conducta y el sustento, viendo el peligro en la más mínima falta. Habiéndose sometido a las reglas del entrenamiento, se entrena en ellas. De esta manera el monje posee la belleza.

“Y, ¿cómo el monje posee la fuerza? He aquí, el monje hace surgir la energía para abandonar los perjudiciales estados y adquirir los estados beneficiosos; es fuerte, firme en su esfuerzo, no decayendo en la tarea de cultivar los beneficiosos estados. De esta manera el monje posee la fuerza.

“Y, ¿cómo el monje posee la velocidad? He aquí, el monje comprende tal como realmente es: ‘Esta es la insatisfacción’, ‘este es el origen de la insatisfacción’, ‘este es el cese de la insatisfacción’ y ‘este es el sendero que conduce al cese de la insatisfacción’. De esta manera el monje posee la velocidad.

“Y, ¿cómo el monje posee las rectas proporciones? He aquí, el monje es alguien que gana los hábitos, la comida de las limosnas, las medicinas y provisiones para la enfermedad. De esta manera el monje posee rectas proporciones.

“Poseyendo estas cuatro cualidades, un monje es digno de las ofrendas, digno de hospitalidad, digno de dádivas, digno de reverenciales saludos, un insuperable campo de méritos para el mundo”.