Colección de discursos agrupados numéricamente

5.225. Primer discurso sobre alguien que visita a las familias

“Monjes, he aquí estos cinco peligros para alguien que visita a las familias. Y, ¿cuáles son esos cinco? Uno comete la ofensa al salir a visitar sin despedirse. Uno comete la ofensa al sentarse en un lugar privado [con una mujer]. Uno comete la ofensa al sentarse en una asiento oculto [con una mujer]. Uno comete la ofensa al enseñarle el Dhamma a una mujer más de cinco o seis sentencias. Uno queda infestado con los pensamientos de contenido sensual. Estos son, monjes, los cinco peligros para alguien que visita a las familias”.