Colección de discursos agrupados numéricamente

5.239. Primer discurso sobre la tacañería

“Monjes, poseyendo cinco características, el monje residente está depositado en el infierno como si estuviera llevado allí. Y, ¿cuáles son esas cinco? Es tacaño en consideración con las viviendas. Es tacaño en consideración con las familias. Es tacaño en consideración con las dádivas. Es tacaño en consideración con las alabanzas. Derrocha las dádivas que fueron ofrecidas por la fe. Poseyendo estas cinco características, monjes, el monje residente está depositado en el infierno como si estuviera llevado allí.

“Monjes, poseyendo cinco cualidades, el monje residente está depositado en el cielo como si estuviera llevado allí. Y, ¿cuáles son esas cinco? No es tacaño en consideración con las viviendas. No es tacaño en consideración con las familias. No es tacaño en consideración con las dádivas. No es tacaño en consideración con las alabanzas. No derrocha las dádivas que fueron ofrecidas por la fe. Poseyendo estas cinco cualidades, monjes, el monje residente está depositado en el cielo como si estuviera llevado allí”.