Colección de discursos agrupados numéricamente

6.57. Seis clases

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando en el monte Pico de Buitre, cerca de Rajagaha. Entonces, el Venerable Ananda se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y dijo:

“Venerable Señor, Purana Kassapa describió las seis clases : la clase negra, la clase azul, la clase roja, la clase amarilla, la clase blanca y la suprema clase blanca.

“Describió a la clase negra como carniceros de ovejas, cerdos, aves y ciervos; cazadores y pescadores; ladrones, verdugos y carceleros; o aquellos que siguen una u otra ocupación cruel.

“Describió a la clase azul como monjes que viven en las espinas , u otros que profesan la doctrina del kamma o la eficacia de las acciones.

“Describió a la clase roja como niganthas, que visten una sola prenda.

“Describió a la clase amarilla como los vestidos de blanco, discípulos laicos de los ascetas desnudos.

“Describió a la clase blanca como los ajivakas de sexo masculino y femenino.

“Describió a la suprema clase blanca como Nanda Vaccha, Kisa Sankicca y Makkhali Gosala.

“Purana Kassapa, Venerable Señor, así describió a estas seis clases”.

“Pero, Ananda, ¿ha autorizado el mundo entero a Purana Kassapa a describir estas seis clases?”.

“Ciertamente no, Venerable Señor”.

“Imagina, Ananda, a una persona pobre, desprovista e indigente. La gente podría forzarla con un corte [de carne] en contra de su voluntad, diciendo: ‘Buen hombre, tienes que comer este trozo de carne y pagar por él’. De la misma manera, sin el consentimiento de aquellos ascetas y brahmanes, Purana Kassapa describió a estas seis clases de manera tonta, incompetente, inexperta e inhábil. Pero yo, Ananda, describo unas seis clases diferentes. Escucha y presta atención que voy a hablar”.

“Sí, Venerable Señor”, respondió el Venerable Ananda y el Bienaventurado continuó:

“Y, ¿cuáles son, Ananda, las seis clases?

“He aquí, alguien de la clase negra produce estados mentales negros. Alguien de la clase negra produce estados mentales blancos. Alguien de la clase negra produce el Nibbana, el cual no es negro ni blanco. Entonces, alguien de la clase blanca produce estados mentales negros. Alguien de la clase blanca produce estados mentales blancos. Alguien de la clase blanca produce el Nibbana, el cual no es negro ni blanco.

“Y, ¿cómo es esto, Ananda, que alguien de la clase negra produce estados mentales negros? He aquí, hay alguien que renació dentro de una familia baja—familia de los candalas, cazadores, trabajadores de los bambúes o basureros de flores [secas]―, alguien así es pobre, con poca comida y bebida, que subsiste con dificultad, donde la comida y la vestimenta son difíciles de obtener; también es una persona fea y antiestética, enana, con muchas enfermedades: ciega, lisiada, coja y paralítica. No logra obtener la comida, la bebida, la vestimenta ni los vehículos; tampoco las guirnaldas, las esencias ni los ungüentos; no logra obtener lechos, casas ni luces. Se involucra con una mala conducta corporal, verbal y mental. En consecuencia, con el quiebre de su cuerpo, después de la muerte, renace en un plano de miseria, en el mal destino, en el mundo bajo, hasta en el infierno. Es de esta manera que alguien de la clase negra produce estados mentales negros.

“Y, ¿cómo es esto, Ananda, que alguien de la clase negra produce estados mentales negros? He aquí, hay alguien que renació dentro de una familia baja… no logra obtener lechos, casas ni luces. Pero se compromete con una buena conducta corporal, verbal y mental. En consecuencia, con el quiebre de su cuerpo, después de la muerte, renace en un buen destino, en el mundo celestial. Es de esta manera que alguien de la clase negra produce estados mentales blancos.

“Y, ¿cómo es esto, Ananda, que alguien de la clase negra produce el Nibbana, el cual no es negro ni blanco? He aquí, hay alguien que renació dentro de una familia baja… no logra obtener lechos, casas ni luces. Habiendo afeitado su cabeza y barba, se viste con el hábito amarillo, renuncia a la vida hogareña para asumir el estilo de vida sin hogar. Al haber renunciado de esta manera, abandona los cinco impedimentos, las impurezas de la mente, cosas que debilitan la sabiduría; y entonces, con la mente bien establecida en los cuatro establecimientos de la atención consciente, desarrolla correctamente los siete factores de la iluminación y produce el Nibbana, el cual no es negro ni blanco. Es, de esta manera, que alguien de la clase negra produce el Nibbana el cual no es negro ni blanco.

“Y, ¿cómo es esto, Ananda, que alguien de la clase blanca produce estados mentales negros? He aquí, hay alguien que renació dentro de una familia alta—familia de los influyentes khattiya, familia de los influyentes brahmanes o familia de los influyentes hombres hogareños―, alguien así es rico, con grandes riquezas y propiedades, de abundante oro y plata, de abundantes tesoros y comodidades, de abundantes riquezas y granos; además es una persona apuesta, atractiva, agraciada, poseedora de una suprema belleza y complexión. Obtiene la comida, la bebida, la vestimenta y los vehículos; también las guirnaldas, las esencias y los ungüentos; obtiene lechos, casas y luces. Pero se involucra con una mala conducta corporal, verbal y mental. En consecuencia, con el quiebre de su cuerpo, después de la muerte, renace en un plano de miseria, en el mal destino, en el mundo bajo, hasta en el infierno. Es, de esta manera, que alguien de la clase blanca produce estados mentales negros.

“Y, ¿cómo es esto, Ananda, que alguien de la clase blanca produce estados mentales blancos? He aquí, hay alguien que renació dentro de una familia alta… obtiene lechos, casas y luces. Se compromete con una buena conducta corporal, verbal y mental. En consecuencia, con el quiebre de su cuerpo, después de la muerte, renace en un buen destino, en el mundo celestial. Es, de esta manera, que alguien de la clase blanca produce estados mentales blancos.

“Y, ¿cómo es esto, Ananda, que alguien de la clase blanca produce el Nibbana, que no es negro ni blanco? He aquí, hay alguien que renació dentro de una familia alta… obtiene lechos, casas y luces. Habiendo afeitado su cabeza y barba, se viste con el hábito amarillo, renuncia a la vida hogareña para asumir el estilo de vida sin hogar. Al haber renunciado de esta manera, abandona los cinco impedimentos, las impurezas de la mente, cosas que debilitan la sabiduría; y entonces, con la mente bien establecida en los cuatro establecimientos de la atención consciente, desarrolla correctamente los siete factores de la iluminación y produce el Nibbana, el cual no es negro ni blanco. Es, de esta manera, que alguien de la clase blanca produce el Nibbana el cual no es negro ni blanco.

“Estas son, Ananda, las seis clases”.

Purana Kassapa fue uno de los maestros contemporáneos del Buda. Este es el único lugar, en el cual se lo asocia con la doctrina de las seis clases, las cuales no se mencionan en otro lugar en los Nikayas. En se lo describe como el proponente de la doctrina del no-hacer (akiriyavada), pero en SN 46,56 se le adscribe la doctrina de la no-causalidad (ahetukavada).