Colección de discursos agrupados numéricamente

7.35. Segundo discurso sobre el que es fácil de corregir

“Anoche, monjes, cuando la noche estaba avanzada, una cierta deidad de maravillosa belleza, iluminando toda la arboleda de Jeta, se me acercó, me rindió homenaje, se paró a un lado y me dijo: ‘Venerable Señor, estas siete cualidades conducen al no-declive del monje. Y, ¿cuáles son esas siete? La reverencia al Maestro, la reverencia al Dhamma, la reverencia al Sangha, la reverencia al entrenamiento, la reverencia a la concentración, ser fácilmente corregible y [tener] buena compañía’. Esto es lo que dijo la deidad y yo estuve de acuerdo. Entonces, aquella deidad, pensando ‘el Maestro está de acuerdo’, me rindió homenaje y desapareció de allí, cuidando que quedase siempre a su lado derecho”.

Cuando se dijo eso, el Venerable Sariputta dijo al Bienaventurado:

“Venerable Señor, yo entiendo en detalle el significado de esta declaración, hecha por el Bienaventurado en resumen, de la siguiente manera: el monje reverencia al Maestro por sí mismo y habla alabanzas de él; alienta a otros monjes, que no reverencian al Maestro, a que desarrollen la reverencia hacia el Maestro y, en el debido tiempo, genuina y verazmente hablen alabanzas de él. El monje reverencia al Dhamma… reverencia al Sangha… reverencia al entrenamiento… reverencia a la concentración… es fácilmente corregible… [tiene] buena compañía por sí mismo y habla alabanzas de la buena compañía; alienta a otros monjes, que no [tienen] una buena compañía, a [que tengan] la buena compañía y, en el debido tiempo, genuina y verazmente hablen alabanzas de ella. Es de esta manera, Venerable Señor, que entiendo en detalle el significado de esta declaración, hecha por el Bienaventurado en resumen”.

[El Bienaventurado respondió:] “¡Bien, muy bien Sariputta! Es muy buena la manera en la que entendiste, en detalle, el significado de esta declaración hecha por mí en resumen.

“He aquí, Sariputta, el monje reverencia al Maestro por sí mismo … repite las palabras del Ven. Sariputta… y, en el debido tiempo, genuina y verazmente hablen alabanzas de ella. Es de esta manera en la que se debe entender, en detalle, el significado de esta declaración hecha por mí en resumen”.