Colección de discursos agrupados numéricamente

7.96–614. Capítulo sobre los dignos de recibir ofrendas

[96–102] {96–622} “Monjes, he aquí estas siete clases de personas que son dignas de ofrendas, dignas de hospitalidad, dignas de dádivas, dignas de saludos reverenciales; insuperable campo de méritos para el mundo. Y, ¿cuáles son esas siete?

“He aquí, monjes, una persona mora contemplando la insatisfacción en el ojo… mora contemplando el no-ser en el ojo… mora contemplando la destrucción en el ojo… mora contemplando el desvanecimiento en el ojo… mora contemplando la desaparición en el ojo… mora contemplando el cese en el ojo… mora contemplando el renunciamiento en el ojo…

[103–190] “He aquí, monjes, una persona mora contemplando la transitoriedad en el oído… en la nariz… en la lengua… en el cuerpo… en la mente… en las formas… en los sonidos… en los olores… en los sabores… en los objetos táctiles… en los fenómenos mentales…

[191–238] “…en la consciencia del ojo… en la conciencia del oído… en la consciencia de la nariz… en la conciencia de la lengua… en la consciencia del cuerpo… en la conciencia de la mente…

[239–286] “…en el contacto del ojo… en el contacto del oído… en el contacto de la nariz… en el contacto de la lengua… en el contacto del cuerpo… en contacto de la mente…

[287–334] “…en la sensación originada en el contacto del ojo… en la sensación originada en el contacto del oído… en la sensación originada en el contacto de la nariz… en la sensación originada en el contacto de la lengua… en la sensación originada en el contacto del cuerpo… en la sensación originada en contacto de la mente…

[335–382] “…en la percepción de las formas… en la percepción de los sonidos… en la percepción de los olores… en la percepción de los sabores… en la percepción de los objetos táctiles… en la percepción de los fenómenos mentales…

[383–430] “…en la volición concerniente a las formas… en la volición concerniente a los sonidos… en la volición concerniente a los olores… en la volición concerniente a los sabores… en la volición concerniente a los objetos táctiles… en la volición concerniente a los fenómenos mentales…

[431–478] “…en la codicia por las formas… en la codicia por los sonidos… en la codicia por los olores… en la codicia por los sabores… en la codicia por los objetos táctiles… en la codicia por los fenómenos mentales…

[479–526] “…en el pensamiento acerca de las formas… en el pensamiento acerca de los sonidos… en el pensamiento acerca de los olores… en el pensamiento acerca de los sabores… en el pensamiento acerca de los objetos táctiles… en el pensamiento acerca de los fenómenos mentales…

[527–574] “…en el examen de las formas… en el examen de los sonidos… en el examen de los olores… en el examen de los sabores… en el examen de los objetos táctiles… en el examen de los fenómenos mentales…

[575–614] “He aquí, monjes, una persona mora contemplando la transitoriedad en el cúmulo de la forma… en el cúmulo de la sensación… en el cúmulo de la percepción… en el cúmulo de las actividades volitivas… en el cúmulo de la conciencia… mora contemplando la insatisfacción en el ojo… mora contemplando el no-ser… mora contemplando la destrucción… mora contemplando el desvanecimiento… mora contemplando la desaparición… mora contemplando el cese… mora contemplando el renunciamiento…”.