Colección de discursos agrupados numéricamente

8.25. Mahanama

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los sakyans en el parque de las higueras, cerca de Kapilavatthu. Entonces, se acercó al Bienaventurado Mahanama, el sakyano, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo:

“Venerable Señor, ¿de qué manera uno es un seguidor laico?”.

“Mahanama, cuando alguien va por refugio al Buda, el Dhamma y el Sangha, es de esta manera que alguien es un seguidor laico”.

“Y, ¿de qué manera, Venerable Señor, uno es un seguidor laico virtuoso?”.

“Mahanama, cuando un seguidor laico se abstiene de destruir la vida, de tomar lo que no le ha sido dado, de conducta sexual ilícita, de mentir y de licor, vino y [otros] embriagantes que son la base de la negligencia, es de esta manera que alguien es un seguidor laico virtuoso”.

“Y, ¿de qué manera, Venerable Señor, un seguidor laico practica para su propio bienestar, pero no para el bienestar de los demás?”.

“Mahanama, cuando un seguidor laico está realizado en la fe, pero no alienta a otros a estar realizados en la fe; cuando él mismo está realizado en la conducta virtuosa, pero no alienta a otros a estar realizados en la conducta virtuosa; cuando él mismo está realizado en la generosidad, pero no alienta a otros a estar realizados en la generosidad; cuando él mismo va a ver a los monjes, pero no alienta a otros a que vayan a ver a los monjes; cuando él mismo quiere escuchar el buen Dhamma, pero no alienta a otros a querer escuchar el buen Dhamma; cuando él mismo retiene en la mente las enseñanzas que escuchó, pero no alienta a otros a retener en la mente las enseñanzas que escucharon; cuando él mismo examina el significado de las enseñanzas que retuvo en la mente, pero no alienta a otros a examinar el significado de las enseñanzas que retuvieron en la mente; cuando él mismo ha entendido el significado del Dhamma y practica de acuerdo con el Dhamma, pero no alienta a otros a que entiendan el significado del Dhamma ni practiquen de acuerdo con el Dhamma; es de esta manera, Mahanama, que un seguidor laico practica para su propio bienestar, pero no para el bienestar de los demás”.

“Y, ¿de qué manera, Venerable Señor, un seguidor laico practica para su propio bienestar y para el bienestar de los demás?”.

“Mahanama, cuando un seguidor laico está realizado en la fe y alienta a otros a estar realizados en la fe; cuando él mismo está realizado en la conducta virtuosa y alienta a otros a estar realizados en la conducta virtuosa; cuando él mismo está realizado en la generosidad y alienta a otros a estar realizados en la generosidad; cuando él mismo va a ver a los monjes y alienta a otros a que vayan a ver a los monjes; cuando él mismo quiere escuchar el buen Dhamma y alienta a otros a querer escuchar el buen Dhamma; cuando él mismo retiene en la mente las enseñanzas que escuchó y alienta a otros a retener en la mente las enseñanzas que escucharon; cuando él mismo examina el significado de las enseñanzas que retuvo en la mente y alienta a otros a examinar el significado de las enseñanzas que retuvieron en la mente; cuando él mismo haya entendido el significado del Dhamma y practica de acuerdo con el Dhamma, y alienta a otros a que entiendan el significado del Dhamma y practiquen de acuerdo con el Dhamma; es de esta manera, Mahanama, que un seguidor laico practica para su propio bienestar y para el bienestar de los demás”.