Colección de discursos agrupados numéricamente

8.28. Poderes

Entonces el Venerable Sariputta se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje y se sentó a un lado. Entonces el Bienaventurado le dijo:

“Sariputta, cuando las corrupciones mentales de un monje hayan sido destruidas, ¿cuántos poderes posee para poder reclamar con justa razón: ‘Mis corrupciones mentales han sido destruidas’?”.

“Venerable Señor, cuando las corrupciones mentales de un monje hayan sido destruidas, él posee ocho poderes para poder reclamar con justa razón: ‘Mis corrupciones mentales han sido destruidas’. Y, ¿cuáles son esos ocho?

“He aquí, Venerable Señor, un monje con las corrupciones mentales destruidas ha visto claramente a todos los fenómenos condicionados tal como realmente son, con la correcta sabiduría, como transitorios. Este es el poder que posee un monje, Venerable Señor, cuando sus corrupciones mentales hayan sido destruidas, para poder reclamar con justa razón: ‘Mis corrupciones mentales han sido destruidas’.

“Además, un monje con las corrupciones mentales destruidas ha visto claramente a los placeres sensuales tal como realmente son, con la correcta sabiduría, como similares a un pozo de carbón. Este es el poder que posee un monje, Venerable Señor, cuando sus corrupciones mentales hayan sido destruidas…

“Además, la mente del monje con las corrupciones mentales destruidas se inclina, ladea, se direcciona a la reclusión; mora recluido, deleitándose en el renunciamiento y terminando completamente con todas las cosas que son la base para las corrupciones mentales. Este es el poder que posee un monje, Venerable Señor, cuando sus corrupciones mentales hayan sido destruidas…

“Además, un monje con las corrupciones mentales destruidas ha desarrollado y bien desarrollado los cuatro establecimientos de la atención consciente. Al ser así, éste es el poder que posee un monje, Venerable Señor, cuando sus corrupciones mentales hayan sido destruidas…

“Además, un monje con las corrupciones mentales destruidas ha desarrollado y bien desarrollado las cuatro bases del poder espiritual… las cinco facultades espirituales… los siete factores de la iluminación… el Óctuple Noble Sendero. Este es el poder que posee un monje, Venerable Señor, cuando sus corrupciones mentales hayan sido destruidas, para poder reclamar con justa razón: ‘Mis corrupciones mentales han sido destruidas’”.