Colección de discursos agrupados numéricamente

8.35. Las bases de los donativos

“Monjes, he aquí estas ocho clases de renacimientos causados por ofrecer donativos. Y, ¿cuáles son esas ocho?

“He aquí, alguien ofrece una dádiva a un asceta o un brahmán: comida o bebida, vestimenta o carros, guirnaldas, perfumes, ungüentos, lechos, alojamientos y luces. Lo que sea que ofrece, espera algo en retorno. Ve los influyentes khattiyas, influyentes brahmanes o influyentes hombres hogareños que disfrutan poseyendo los cinco objetos del placer sensual y siendo decorados con ellos. Entonces se le ocurre esto: ‘Ojalá que con el quiebre del cuerpo, después de la muerte, renazca en compañía de los influyentes khattiyas, influyentes brahmanes o influyentes hombres hogareños’. Pone su mente en eso, fija su mente en eso y desarrolla este estado mental. Y esta su aspiración, resuelta en lo que es inferior y no desarrollada de manera superior, conduce al renacimiento allí. Con el quiebre del cuerpo, después de la muerte, renace en compañía de los influyentes khattiyas, influyentes brahmanes o influyentes hombres hogareños—así pasa con alguien que es virtuoso. Yo declaro que esto no es para alguien que es inmoral. El deseo del corazón de alguien que es virtuoso se cumple a causa de su pureza.

“He aquí, alguien más ofrece una dádiva a un asceta o un brahmán: comida o bebida, vestimenta o carros, guirnaldas, perfumes, ungüentos, lechos, alojamientos y luces. Lo que sea que ofrece, espera algo en retorno. Y él ha escuchado esto: los devas de los Cuatro Grandes Reyes viven mucho tiempo, son bellos y abundan en felicidad. Entonces se le ocurre esto: ‘Ojalá con el quiebre del cuerpo, después de la muerte, renazca en compañía de los devas de los Cuatro Grandes Reyes’. Pone su mente en eso, fija su mente en eso y desarrolla este estado mental. Y esta su aspiración, resuelta en lo que es inferior y no desarrollada de manera superior, conduce al renacimiento allí. Con el quiebre del cuerpo, después de la muerte, renace en compañía de los devas de los Cuatro Grandes Reyes—así pasa con alguien que es virtuoso. Yo declaro que esto no es para alguien que es inmoral. El deseo del corazón de alguien que es virtuoso se cumple a causa de su pureza.

“He aquí, alguien más ofrece una dádiva a un asceta o un brahmán: comida o bebida, vestimenta o carros, guirnaldas, perfumes, ungüentos, lechos, alojamientos y luces. Lo que sea que ofrece, espera algo en retorno. Y él ha escuchado esto: los devas de Tavatimsa… los devas de Yama… los devas de Tusita… los devas que se deleitan en la creación… los devas que controlan lo que ha sido creado por otros… los devas del Brahma viven mucho tiempo, son bellos y abundan en felicidad. Entonces se le ocurre esto: ‘Ojalá con el quiebre del cuerpo, después de la muerte, renazca en compañía de los devas del Brahma’. Pone su mente en eso, fija su mente en eso y desarrolla este estado mental. Y esta su aspiración, resuelta en lo que es inferior y no desarrollada de manera superior, conduce al renacimiento allí. Con el quiebre del cuerpo, después de la muerte, renace en compañía de los devas del Brahma—así pasa con alguien que es virtuoso. Yo declaro que esto no es para alguien que es inmoral. El deseo del corazón de alguien que es virtuoso se cumple a causa de su pureza.

“Estas son, monjes, las ocho clases de renacimientos causados por ofrecer donativos”.