Colección de discursos agrupados numéricamente

9.42. Confinamiento

Esto he escuchado. En una ocasión, el Venerable Ananda estaba morando en el Parque Ghosita, cerca de Kosambi. Estando allí, el Venerable Udayi se acercó al Venerable Ananda e intercambió con él cordiales saludos. Cuando concluyeron sus saludos y amables palabras de bienvenida, se sentó a un lado y dijo al Venerable Ananda:

“Esto dijo, amigo, un joven deva Pancalacanda:

“‘El sabio, el retirado jefe de los toros,
el Buda que despertó al jhana,
uno de extensa sabiduría ha encontrado
la abertura en el medio del confinamiento.’

“Amigo, ¿de qué habló el Bienaventurado como el confinamiento y qué dijo acerca de alcanzar una abertura en el medio del confinamiento?”

“Amigo, el Bienaventurado habló de estos cinco objetos del placer sensual como el confinamiento. Y, ¿cuáles son esos cinco? Formas cognoscibles por el ojo que son deseables, codiciadas, agradables, placenteras, conectadas con el placer sensual y tentadoras; sonidos cognoscibles por el oído… olores cognoscibles por la nariz… sabores cognoscibles por la lengua… objetos táctiles cognoscibles por el cuerpo que son deseables, codiciadas, agradables, placenteras, conectadas con el placer sensual y tentadoras. El Bienaventurado habló de estos cinco objetos del placer sensual como el confinamiento.

“He aquí, amigo, el monje, apartado de los placeres sensuales, apartado de los perjudiciales estados mentales, entra y permanece en el primer jhana: el arrobamiento y la felicidad nacidos de la reclusión, acompañados por el pensamiento aplicado y sostenido. Este es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Todo pensamiento aplicado y sostenido que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, con la desaparición del pensamiento aplicado y sostenido, entra y permanece en el segundo jhana: el arrobamiento y la felicidad nacidos de la concentración, la unificación mental y la tranquilidad interior, libre del pensamiento aplicado y sostenido. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Todo arrobamiento que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, con la desaparición del arrobamiento, mora con la desapasionada ecuanimidad, atentamente consciente y con clara comprensión, experimentando corporalmente la felicidad, y así entra y permanece en el tercer jhana, del cual los Nobles declararon: ‘Ecuánime y atentamente consciente, permanece feliz en una morada apacible’. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Todo placer [conectado con la] ecuanimidad que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, con el abandono, tanto de la felicidad como del dolor, y con la previa desaparición de lo placentero y lo displicente, entra y permanece en el cuarto jhana: en la morada apacible de la ecuanimidad y atención consciente purificadas, sin felicidad ni dolor. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Toda percepción de la forma que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la percepción de las formas, con la desaparición de la percepción de la resistencia, no atendiendo a la diversidad y pensando ‘el espacio es infinito’, entra y permanece en la base de la infinitud del espacio. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Toda percepción de la base de la infinitud del espacio que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la base de la infinitud del espacio, pensando: ‘la conciencia es infinita’, entra y permanece en la esfera de la conciencia infinita. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Toda percepción de la infinitud de la conciencia que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la base de la infinitud de la conciencia, pensando: ‘he aquí nada hay’, entra y permanece en la base de la nada. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Toda percepción de la base de la nada que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la base de la nada, entra y permanece en la base de la ni-percepción-ni-no percepción. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento en el sentido provisional. Allí también hay confinamiento, amigo. Y, ¿qué es el confinamiento allí? Toda la percepción de la base de la ni-percepción-ni-no percepción que no ha cesado allí es el confinamiento en este caso.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la base de la ni-percepción-ni-no percepción, entra y permanece en el cese de la percepción y sensación. Entonces ve, con discernimiento, que las corrupciones mentales llegaron a la destrucción total. Este también es el alcance, amigo, de lo dicho por el Bienaventurado acerca de alcanzar la abertura en el medio del confinamiento, pero en el sentido no provisional.”