Colección de discursos agrupados numéricamente

9.43. Testigo ocular del cuerpo

“‘Testigo ocular del cuerpo’, ‘testigo ocular del cuerpo’, se ha dicho, amigo. Y, ¿qué alcance tiene esta declaración: ‘testigo ocular del cuerpo’, hecha por el Bienaventurado?”

“He aquí, amigo, el monje que, apartado de los placeres sensuales, apartado de los perjudiciales estados mentales, entra y permanece en el primer jhana… Así permanece, habiendo experimentando con su cuerpo aquella base que alcanzó de cualquier forma posible. Este es el alcance, amigo, de la declaración: ‘testigo ocular del cuerpo’, hecha por el Bienaventurado en el sentido provisional.

“Además, amigo, con la desaparición del pensamiento aplicado y sostenido, entra y permanece en el segundo jhana… el tercer jhana… cuarto jhana… Así permanece, habiendo experimentando con su cuerpo aquella base que alcanzó de cualquier forma posible. Este es el alcance, amigo, de la declaración: ‘testigo ocular del cuerpo’, hecha por el Bienaventurado en el sentido provisional.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la percepción de las formas, con la desaparición de la percepción de la resistencia, no atendiendo a la diversidad y pensando ‘el espacio es infinito’, entra y permanece en la base de la infinitud del espacio… en la base de la infinitud de la conciencia… en la base de la nada… en la base de la ni-percepción-ni-no percepción. Así permanece, habiendo experimentando con su cuerpo aquella base que alcanzó de cualquier forma posible. Este es el alcance, amigo, de la declaración: ‘testigo ocular del cuerpo’, hecha por el Bienaventurado en el sentido provisional.

“Además, amigo, trascendiendo totalmente la base de la ni-percepción-ni-no percepción, entra y permanece en el cese de la percepción y sensación. Entonces ve, con discernimiento, que las corrupciones mentales llegaron a la destrucción total. Así permanece, habiendo experimentando con su cuerpo aquella base que alcanzó de cualquier forma posible. Este es el alcance, amigo, de la declaración: ‘testigo ocular del cuerpo’, hecha por el Bienaventurado pero en el sentido no provisional.”