Esto fue dicho

Capítulo 1

26. Discurso sobre ofrendar

Esto fue dicho por el Bienaventurado, dicho por el Arahant, lo que yo he oído:

“Monjes, si los seres conocieran, como yo conozco, los frutos de dar y de compartir, no estarían disfrutando de la comida sin compartirla, ni tampoco la mancha de la tacañería obsesionaría sus corazones. Aún si se tratara del último trozo, del último bocado, ellos no comerían sin haberlo compartido, si es que habría alguien [que necesitara] recibirlo. Sin embargo, monjes, siendo que los seres no conocen, como yo conozco, los frutos de dar y de compartir, entonces ellos disfrutan de la comida sin compartirla y la mancha de la tacañería obsesiona sus corazones.”

Si los seres tan solo conocieran –como lo dijo el Gran Sabio,
Los frutos de compartir donativos, el gran resultado que esto produce,
Dejando del lado la mancha de la tacañería en sus corazones,
Haciéndolos puros, podrían saborear
El gran fruto de caridad de los nobles.
Habiendo ofrendado la comida, tanto más cuanto más digna de ello sea la persona,
Al pasar de este mundo al otro, del plano humano pasarían al cielo.
Habiendo llegado al cielo, se regocijarían y disfrutarían de los placeres sensuales.
Resultado de su altruismo, resultado de compartir.