Esto fue dicho

Capítulo 3

97. Discurso sobre [el monje] admirable en virtud

Esto fue dicho por el Bienaventurado, dicho por el Arahant, lo que yo he escuchado:

“Monjes, el monje que es admirable en virtud, que manifiesta admirables cualidades y posee admirable sabiduría, en este Dhamma y Disciplina es llamado ‘Aquel que está completo, realizado y el mejor’.

“Monjes, ¿y cómo el monje es admirable en virtud? He aquí el caso del monje que es virtuoso. Él mora restringido de acuerdo al Patomokha, irreprochable en su conducta y sus actos. Se entrena a sí mismo, habiendo asumido las reglas del entrenamiento, viendo el peligro en las más mínimas faltas. De esta forma, monjes, el monje es admirable en virtud. Es así como su conducta es admirable.

“Monjes, ¿y cómo el monje manifiesta admirables cualidades? He aquí el caso del monje que mora desarrollando con devoción los siete grupos de las cualidades mentales que llevan a la Iluminación. De esta forma, monjes, el monje manifiesta admirables cualidades. Es así como él es admirable en virtud y manifiesta admirables cualidades.

“Monjes, ¿y cómo el monje posee admirable sabiduría? He aquí el caso del monje que, mediante la destrucción de las impurezas, mora en la liberación del despertar y discierne esta liberación que lo hace libre de las impurezas, habiéndola conocido y hecho manifiesta por sí mismo, ya en esta vida. De esta forma, monjes, el monje posee admirable sabiduría. Es así como él es admirable en virtud, manifiesta admirables cualidades y posee admirable sabiduría. En este Dhamma y Disciplina él es llamado ‘Aquel que está completo, realizado y el mejor’”.

Evitando hacer el mal
En pensamiento, palabra o hecho,
Él es llamado ‘admirable en virtud’:
El monje plenamente consciente.
Sus cualidades bien desarrolladas,
Lo llevan a alcanzar la auto-iluminación,
Él es llamado ‘aquel que manifiesta admirables cualidades’:
El monje que no disimula.
Discierne por sí mismo y en sí mismo
El fin del sufrimiento
Él es llamado ‘aquel que posee admirable sabiduría’:
El monje sin impurezas.
Consumado en estas cualidades,
Sin vacilación, con las dudas desarraigadas,
Desapegado de todo lo que hay en el mundo,
Es llamado ‘aquel que todo ha abandonado’.