Majjhima Nikaya 32

Mahagosinga Sutta

Gran discurso en Gosinga

Así he oído: En una ocasión el Bendito vivía en el Parque del bosque de árboles sala de Gosinga, con muchos discípulos veteranos bien conocidos: los venerables Sariputta, Maha Moggallana, Maha Kassapa, Anuruddha, Revata, Ananda y muchos otros discípulos veteranos bien conocidos.

Entonces, por la tarde, el venerable Maha Moggallana salió de su meditación, se acercó al venerable Maha Kassapa y dijo: “Amigo Kassapa, vayamos con el venerable Sariputta a escuchar el Dhamma”. “Sí, amigo”, respondió el venerable Maha Kassapa. Entonces el venerable Maha Moggallana, el venerable Maha Kassapa y el venerable Anuruddha se acercaron al venerable Sariputta a escuchar el Dhamma.

El venerable Ananda les vio acercarse al venerable Sariputta a escuchar el Dhamma. Entonces se acercó al venerable Revata y le dijo: “Amigo Revata, esos hombres auténticos se están acercando al venerable Sariputta a escuchar el Dhamma. Vayamos nosotros también a escuchar el Dhamma”. “Sí, amigo”, respondió el venerable Revata. Entonces el venerable Revata y el venerable Ananda se acercaron al venerable Sariputta a escuchar el Dhamma.

El venerable Sariputta vio a los venerables Revata y Ananda viniendo en la distancia y le dijo al venerable Ananda: “Que venga el venerable Ananda, bienvenido sea el venerable Ananda, el asistente del Bendito, que está siempre en presencia del Bendito. Amigo Ananda, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable, la noche está iluminada por la luz de la luna, los árboles sala están en plena floración, y olores celestiales parecen flotar en el aire. ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Ananda, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?”.

“Amigo Sariputta, un bhikkhu ha aprendido mucho, recuerda lo que ha aprendido, y consolida lo que ha aprendido. Esas enseñanzas que son buenas en el principio, buenas en el medio y buenas en el final, con el significado y la redacción correctas, y que afirman la vida santa que es totalmente perfecta y pura, de esas enseñanzas ha aprendido mucho, y las ha recordado, dominado verbalmente, investigado con la mente y penetrado bien con la visión. Y enseña el Dhamma a las cuatro asambleas con afirmaciones completas y coherentes y con frases para la erradicación de las tendencias subyacentes . Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga”.

Cuando esto fue dicho, el venerable Sariputta se dirigió al venerable Revata así: “Amigo Revata, el venerable Ananda ha hablado de acuerdo con su propia inspiración . Ahora preguntamos al venerable Revata: amigo Revata, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable, la noche está iluminada por la luz de la luna, los árboles sala están en plena floración, y olores celestiales parecen flotar en el aire. ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Revata, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?”.

“Amigo Sariputta, un bhikkhu se deleita en la meditación solitaria y disfruta de la meditación solitaria; se dedica a la serenidad interna de la mente, no descuida la meditación, posee visión clara y reside en cabañas vacías . Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga”.

Cuando esto fue dicho, el venerable Sariputta se dirigió al venerable Anuruddha así: “Amigo Anuruddha, el venerable Revata ha hablado de acuerdo con su propia inspiración. Ahora preguntamos al venerable Anuruddha: amigo Anuruddha, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable, la noche está iluminada por la luz de la luna, los árboles sala están en plena floración, y olores celestiales parecen flotar en el aire. ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Anuruddha, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?”.

“Amigo Sariputta, con el ojo divino, que está purificado y sobrepasa lo humano, un bhikkhu inspecciona mil mundos. Al igual que un hombre con buena vista, tras subir al piso más alto de su mansión, inspeccionaría mil llantas de rueda, de la misma manera, con el ojo divino, que está purificado y sobrepasa lo humano, un bhikkhu inspecciona mil mundos Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga”.

Cuando esto fue dicho, el venerable Sariputta se dirigió al venerable Maha Kassapa así: “Amigo Kassapa, el venerable Anuruddha ha hablado de acuerdo con su propia inspiración. Ahora preguntamos al venerable Maha Kassapa: amigo Kassapa, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Kassapa, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?”.

“Amigo Sariputta, un bhikkhu mora en el bosque y ensalza la vida en el bosque; come comida mendigada y ensalza el comer comida mendigada; viste un hábito harapiento y ensalza el llevar hábitos harapientos; se limita a vestir tres hábitos y ensalza el vestir tres hábitos ; tiene pocos deseos y ensalza el tener pocos deseos; está contento y ensalza el contentamiento; está aislado y ensalza el aislamiento; está retraído y ensalza el retiro de la multitud; es energético y ensalza el despertar de la energía; ha adquirido virtud y ensalza la adquisición de virtud; ha adquirido concentración y ensalza la adquisición de concentración; ha adquirido sabiduría y ensalza la adquisición de sabiduría; ha adquirido liberación y ensalza la adquisición de liberación; ha adquirido el conocimiento y la visión de la liberación y ensalza el conocimiento y la visión de la liberación. Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga”.

Cuando esto fue dicho, el venerable Sariputta se dirigió al venerable Maha Moggallana: “Amigo Mogallana, el venerable Maha Kassapa ha hablado de acuerdo con su propia inspiración; Ahora preguntamos al venerable Maha Moggallana: amigo Moggallana, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Moggallana, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?”.

“Amigo Sariputta, dos bhikkhus discuten un punto profundo en el Dhamma y se preguntan el uno al otro, y cada uno, preguntado por el otro, responde sin fallar, y su charla se desarrolla de acuerdo al Dhamma. Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga”.

Cuando esto fue dicho, el venerable Maha Moggallana se dirigió al venerable Sariputta así: “Amigo Sariputta, todos hemos hablado de acuerdo a nuestra propia inspiración. Ahora preguntamos al venerable Sariputta: amigo Sariputta, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable, la noche está iluminada por la luz de la luna, los árboles sala están en plena floración, y olores celestiales parecen flotar en el aire. ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Sariputta, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?”.

“Amigo Moggallana, un bhikkhu ejerce dominio sobre su mente, y no permite a su mente ejercer dominio sobre él. Por la mañana mora en la morada o logro en los que desea morar por la mañana; a mediodía mora en la morada o logro en los que desea morar a mediodía; por la tarde mora en la morada o logro en los que desea morar por la tarde. Supón que un rey o su ministro tuviesen un cofre lleno de ropas de distintos colores. Por la mañana se pondría el conjunto de ropas que desease llevar por la mañana; a mediodía se pondría el conjunto de ropas que desease llevar a mediodía; por la tarde se pondría el conjunto de ropas que desease llevar por la tarde. De la misma manera el bhikkhu ejerce dominio sobre su mente, y no permite a su mente ejercer dominio sobre él. Por la mañana…a mediodía…por la tarde mora en la morada o logro en los que desea morar por la tarde. Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga”.

Entonces el venerable Sariputta se dirigió a los venerables así: “Amigos, todos hemos hablado de acuerdo a nuestra propia inspiración. Acerquémonos al Bendito, e informémosle de todo esto. Cuando el Bendito responda, recordémoslo.” “Sí, amigo”, respondieron. Entonces aquellos venerables se acercaron al Bendito y, tras presentarle sus respetos, se sentaron a un lado. Entonces el venerable Sariputta le dijo al Bendito:

“Venerable Señor, el venerable Revata y el venerable Ananda se acercaron a mí para escuchar el Dhamma. Les vi venir en la distancia y le dije al venerable Ananda: ‘Que venga el venerable Ananda, bienvenido sea el venerable Ananda… Amigo Ananda, el bosque de árboles sala de Gosinga es muy agradable… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Ananda, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?’. Cuando le pregunté, el venerable Ananda respondió: ‘Amigo Sariputta, un bhikkhu ha aprendido mucho… [como en el verso 4]… Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga’ “.

“Bien, bien, Sariputta. Ananda, hablando correctamente, debería hablar como ha hecho. Ya que Ananda ha aprendido mucho, recuerda lo que ha aprendido, y consolida lo que ha aprendido. Esas enseñanzas que son buenas en el principio, buenas en el medio y buenas en el final, con el significado y la redacción correctas, y que afirman la vida santa que es totalmente perfecta y pura, de esas enseñanzas ha aprendido mucho, y las ha recordado, dominado verbalmente, investigado con la mente y penetrado bien con la visión. Y enseña el Dhamma a las cuatro asambleas con afirmaciones completas y coherentes y con frases para la erradicación de las tendencias subyacentes”.

“Cuando esto fue dicho, venerable Señor, me dirigí al venerable Revata así: ‘Amigo Revata… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Revata, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?’. Y el venerable Revata respondió: “Amigo Sariputta, un bhikkhu se deleita en la meditación solitaria… [como en el verso 5]… Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga’ “.

“Bien, bien, Sariputta. Revata, hablando correctamente, debería hablar como ha hecho. Ya que Revata se deleita en la meditación solitaria y disfruta de la meditación solitaria; se dedica a la serenidad interna de la mente, no descuida la meditación, posee visión clara y reside en cabañas vacías”.

“Cuando esto fue dicho, venerable Señor, me dirigí al venerable Anuruddha así: ‘Amigo Anuruddha… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Anuruddha, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?’. Y el venerable Anuruddha respondió: ‘Amigo Sariputta, con el ojo divino… [como en el verso 6]…Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga’ “.

“Bien, bien, Sariputta. Anuruddha, hablando correctamente, debería hablar como ha hecho. Ya que, con el ojo divino, que está purificado y sobrepasa lo humano, Anuruddha inspecciona mil mundos”.

“Cuando esto fue dicho, venerable Señor, me dirigí al venerable Maha Kassapa así: ‘Amigo Kassapa… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Kassapa, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?’. Y el venerable Maha Kassapa respondió: ‘Amigo Sariputta, un bhikkhu mora en el bosque… [como en el verso 7]…Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga’ “.

“Bien, bien, Sariputta. Kassapa, hablando correctamente, debería hablar como ha hecho. Ya que Kassapa mora en el bosque y ensalza la vida en el bosque… ha adquirido el conocimiento y la visión de la liberación y ensalza el conocimiento y la visión de la liberación”.

“Cuando esto fue dicho, venerable Señor, me dirigí al venerable Maha Moggallana así: ‘Amigo Mogallana… ¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Moggallana, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?’. Y el venerable Maha Moggalana respondió: ‘Amigo Sariputta, dos bhikkhus discuten un punto profundo en el Dhamma… [como en el verso 8]… Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga’”.

“Bien, bien, Sariputta. Moggallana, hablando correctamente, debería hablar como ha hecho. Ya que Moggallana es uno que habla del Dhamma”.

Entonces el venerable Mahamoggallana le dijo al Bendito: “Entonces, venerable Señor, me dirigí al venerable Sariputta así: ‘Amigo Sariputta…¿Qué tipo de bhikkhu, amigo Sariputta, iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga?’. Y el venerable Sariputta respondió: ‘Amigo Moggallana, un bhikkhu ejerce dominio sobre su mente… [como en el verso 9]… Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga’”.

“Bien, bien, Moggallana. Sariputta, hablando correctamente, debería hablar como ha hecho. Ya que Sariputta ejerce dominio sobre su mente, y no permite a su mente ejercer dominio sobre él. Por la mañana mora en la morada o logro en los que desea morar por la mañana; a mediodía mora en la morada o logro en los que desea morar a mediodía; por la tarde mora en la morada o logro en los que desea morar por la tarde”.

Cuando esto fue dicho, el venerable Sariputta preguntó al Bendito: “Venerable Señor, ¿cuál de nosotros ha hablado bien?”.

“Todos habéis hablado bien, Sariputta, cada uno a su manera. Escuchad también de mí qué tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga. Sariputta, cuando un monje vuelve de la ronda de limosna, después de su comida, se sienta, cruza sus piernas, mantiene su cuerpo erecto y, estableciendo atención delante de él, determina: ‘No romperé esta postura hasta que, mediante el despego, mi mente esté libre de impurezas. Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga “.

Esto fue lo que dijo el Bendito. Los venerables estuvieron satisfecho y se deleitaron en las palabras del Bendito.