Colección de discursos agrupados temáticamente

Annatitthiya Sutta

12.24. Los ascetas errantes de otros credos

En la arboleda de los bambúes de Rajagaha.

(i)

En esa ocasión, por la mañana temprano, el Venerable Sariputta se vistió y, tomando su cuenco y el hábito exterior, entró en Rajagaha en busca de las limosnas. Entonces se le ocurrió esto: “Todavía es demasiado temprano para caminar por Ragajaha buscando limosnas. ¿Qué tal si voy al parque de los ascetas errantes de los otros credos?”.

Acto seguido, el Venerable Sariputta se fue al parque de los ascetas errantes de los otros credos. [Estando allí] intercambió con aquellos ascetas errantes cordiales saludos y, cuando esas amables y corteses palabras de bienvenida concluyeron, se sentó a un lado. Y entonces los ascetas errantes le dijeron:

“Amigo Sariputta, algunos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, sostienen que la insatisfacción es creada por uno mismo; otros ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, sostienen que la insatisfacción es creada por el otro; otros ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, sostienen que la insatisfacción es creada por ambos, tanto por uno mismo como por el otro; y otros ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, sostienen que la insatisfacción aparece fortuitamente, no siendo creada ni por uno mismo ni por el otro. Ahora bien, amigo Sariputta, ¿qué dice acerca de eso el asceta Gotama? ¿Cuál es su enseñanza? ¿Qué deberíamos responder si alguien nos preguntara acerca de lo que dice al respecto el asceta Gotama sin que lo malinterpretemos con algo contrario a los hechos? Y, ¿cómo deberíamos explicarlo de acuerdo al Dhamma, de tal manera a que ningún fundamento de críticas pudiese ser razonablemente derivado de nuestras aseveraciones?”.

“Amigos, el Bienaventurado dijo que la insatisfacción surge de manera dependiente. ¿Dependiente de qué? Dependiente del contacto. Si alguien dijera eso, estaría diciendo lo que dijo al respecto el asceta Gotama sin que lo malinterprete con algo contrario a los hechos; y lo estaría explicando de acuerdo al Dhamma, de tal manera que ningún fundamento de críticas pudiese ser razonablemente derivado de sus aseveraciones.

“Por eso, amigos, en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por uno mismo, aquello está condicionado por el contacto. También en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por el otro, aquello también está condicionado por el contacto. También en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por ambos, tanto por uno mismo como por el otro, aquello también está condicionado por el contacto. Y también en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción aparece fortuitamente, no siendo creada ni por uno mismo ni por el otro, aquello también está condicionado por el contacto.

“Por eso, amigos, en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por uno mismo, es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto. También en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por el otro, es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto. También en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por ambos, tanto por uno mismo como por el otro, es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto. Y también en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción aparece fortuitamente, no siendo creada ni por uno mismo ni por el otro, es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto”.

(ii)

El Venerable Ananda escuchó esa conversación entre el Venerable Sariputta y los ascetas errantes de los otros credos. Entonces, cuando hubo caminado en Rajagaha en busca de las limosnas, y al haber retornado de esa su habitual ronda para mendigar la comida y después de haberse alimentado, se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y reportó al Bienaventurado el contenido completo de la conversación entre el Venerable Sariputta y los ascetas errantes de los otros credos. [Y el Bienaventurado dijo:]

“¡Bien, Ananda, muy bien, Ananda¡ Cualquiera que quisiese responderlo correctamente, debería responder justamente de la manera en la que Sariputta lo hizo. Yo he dicho, Ananda, que la insatisfacción surge de manera dependiente. ¿Dependiente de qué? Dependiente del contacto. Si alguien dijera eso, estaría diciendo lo que yo dije al respecto sin que me malinterprete con algo contrario a los hechos; y lo estaría explicando de acuerdo al Dhamma, de tal manera de que ningún fundamento de críticas pudiese ser razonablemente derivado de sus aseveraciones.

“Por eso, Ananda, en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por uno mismo, aquello está condicionado por el contacto… [se repite lo dicho por Venerable Sariputta más arriba] … Y también en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción aparece fortuitamente, no siendo creada ni por uno mismo ni por el otro, aquello también está condicionado por el contacto.

“Por eso, Ananda, en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción es creada por uno mismo, es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto… [se repite lo dicho por Venerable Sariputta más arriba] … Y también en caso de aquellos ascetas y brahmanes, proponentes del kamma, que sostienen que la insatisfacción aparece fortuitamente, no siendo creada ni por uno mismo ni por el otro, es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto.

“En una ocasión, Ananda, estaba morando justo aquí en la arboleda de los bambúes, donde las ardillas vienen en busca de la comida, cerca de Rajagaha. Entonces, por la mañana temprano, me vestí y, tomando mi cuenco y el hábito exterior, entré en Rajagaha en busca de las limosnas. Entonces se me ocurrió esto: ‘Todavía es demasiado temprano para caminar por Ragajaha buscando limosnas. ¿Qué tal si voy al parque de los ascetas errantes de los otros credos?’ Acto seguido, me fui al parque de los ascetas errantes de los otros credos. [Estando allí] intercambié con aquellos ascetas errantes cordiales saludos y, cuando esas amables y corteses palabras de bienvenida concluyeron, me senté a un lado. Y entonces los ascetas errantes me dijeron:… [los ascetas errantes hacen exactamente las mismas preguntas como las que hicieron al Venerable Sariputta más arriba y reciben las idénticas respuestas]… es imposible que ellos experimenten [cualquier cosa] sin el contacto”.

“¡Esto es maravilloso, venerable señor! ¡Esto es asombroso, venerable señor! ¡Cómo el significado completo puede ser expresado mediante una sola frase! ¿Podría ser expresado este mismo significado, venerable señor, en detalle, de manera tal que sea más profundo y con implicaciones más profundas?”.

“Bien, Ananda, aclara ese asunto tú mismo”.

“Venerable señor, si alguien me preguntara: ‘Amigo, Ananda, ¿cuál es la fuente de la vejez-y-muerte, cuál es su origen, de qué nace y se produce?’ –siendo preguntado así, yo respondería: ‘amigos, la vejez-y-muerte tiene su fuente en el nacimiento, el nacimiento es su origen y nace y se produce del nacimiento’. Siendo preguntado así, respondería de esa manera.

“Venerable señor, si alguien me preguntara: ‘Amigo, Ananda, ¿cuál la fuente del nacimiento, cuál es su origen, de qué nace y se produce?’ –siendo preguntado así, yo respondería: ‘Amigos, la vejez-y-muerte tiene su fuente en la existencia, la existencia es su origen y nace y se produce de la existencia’. Siendo preguntado así, respondería de esa manera… La existencia tiene su fuente en el apego… El apego tiene su fuente en la avidez… La avidez tiene su fuente en la sensación… La sensación tiene su fuente en el contacto… El contacto tiene su fuente en la séxtuple base de los sentidos, la séxtuple base de los sentidos es su origen y nace y se produce de la séxtuple base de los sentidos. Pero con la completa desaparición y el cese de la séxtuple base del contacto, llega el cese del contacto; con el cese del contacto, llega el cese de la sensación; con el cese de la sensación, llega el cese de la avidez; con el cese de la avidez, llega el cese del apego; con el cese del apego, llega el cese de la existencia; con el cese de la existencia, llega el cese del nacimiento; con el cese del nacimiento, llega el cese de la vejez-y-muerte, el dolor, el lamento, la pena, el displacer y la desesperanza. Tal es el cese de todo ese montón de insatisfacción’. Siendo preguntado así, venerable señor, respondería de esta manera”.