Colección de discursos agrupados temáticamente

Jantu Sutta

2.25. Jantu

Esto he escuchado:

En una ocasión, un número de monjes estaba morando entre los kosalas, en una pequeña choza del bosque en la ladera del Himalaya. Ellos eran inquietos, inflados, personas vanas, personalmente vanos, de lengua áspera, mente confusa, divagando en su forma de hablar, sin una comprensión clara, no concentrados, cabezas de chorlitos, sueltos en sus facultades sensoriales.

Entonces, cuando llegó el Uposatha del día quince, el joven deva Jantu se acercó a estos monjes y se dirigió a ellos en verso:

Los discípulos de Gotama.
Sin los deseos buscaron su comida de las limosnas,
Sin los deseos usaron sus viviendas.
Habiendo conocido la transitoriedad del mundo,
Ponían fin a su insatisfacción.

“Pero ahora, como los jefes de familia de un pueblo,
Comen y comen, y luego se acuestan,
Encaprichados en las casas de otros.

“Habiendo saludado reverentemente al Sangha,
Aquí hablo solamente de algunos:
Ellos se han rehusado, son el protector
Llegan a ser como los muertos.

“Mi declaración fue hecha con referencia
A aquellos que moran en la negligencia.
A los que viven en diligencia,
Humildemente, les rindo mi homenaje”.