Colección de discursos agrupados temáticamente

Sutava Sutta

22.123. Discurso sobre el instruido

En una ocasión, el Venerable Sariputta y el Venerable Mahakotthita estaban morando en Baranasi en el Parque de los Venados en Isipatana. Entonces, al atardecer el Venerable Mahakotthita emergió de la reclusión, se acercó al Venerable Sariputta, intercambió con él cordiales saludos y le dijo: “Amigo Sariputta, ¿de cuáles debería ocuparse cuidadosamente un monje instruido?”.

“Amigo Kotthita, el monje instruido debería ocuparse cuidadosamente de los cinco cúmulos de apego como impermanencia, insatisfacción, dolencia, tumor, dardo, miseria, aflicción, cosa extraña, desintegración, vacío y no-yo. Y ¿cuáles son estos cinco? El cúmulo del apego de la forma, el cúmulo del apego de la sensación, el cúmulo del apego de la percepción, el cúmulo del apego de las formaciones mentales y el cúmulo del apego de la conciencia. El monje instruido debería ocuparse cuidadosamente de estos cinco cúmulos de apego como impermanencia… y no-yo. Cuando el monje instruido, amigo, se ocupa cuidadosamente de estos cinco cúmulos de apego, es posible que realice el fruto de la entrada-en-la-corriente”.