Colección de discursos agrupados temáticamente

Kappa Sutta

22.124. Discurso con Kappa

En Savatthi. En esa ocasión, el Venerable Kappa se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo:

“Venerable señor, ¿cómo uno debería conocer, cómo debería ver, para que, en consideración a ese cuerpo con la conciencia y en consideración a todos los signos externos, la fabricación del ‘yo’, la fabricación de lo ‘mío’ y las tendencias subyacentes de la presunción no ocurriesen más en uno?”.

“Cualquier clase de forma, Kappa, sea del pasado, del futuro o del presente, ordinal o sutil, inferior o superior, lejana o cercana –uno mira a cada forma tal como realmente es con la correcta sabiduría de esa manera: ‘eso no es mío, eso no soy yo, eso no es mi ser’.

“Cualquier clase de sensación… Cualquier clase de percepción… Cualquier clase de formaciones mentales… Cualquier clase conciencia, Kappa, sea del pasado, del futuro o del presente, ordinal o sutil, inferior o superior, lejana o cercana –uno mira a cada formación mental tal como realmente es con la correcta sabiduría de esa manera: ‘eso no es mío, eso no soy yo, eso no es mi ser’.

“Cuando uno conoce y ve de esa manera, Kappa, entonces, en consideración a ese cuerpo con la conciencias y en consideración a todos los signos externos, la fabricación del ‘yo’, la fabricación de lo ‘mío’ y las tendencias subyacentes de la presunción no ocurren más en uno.”

Entonces, viviendo apartado en la reclusión, diligente, ardiente y resuelto, el Venerable Kappa, al descubrir por sí mismo con el conocimiento directo, aquí y ahora entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa, por la cual un miembro del clan correctamente abandona la vida hogareña y asume el estilo de vida sin hogar. Y él directamente conoció esto: “destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que estaba por hacer se ha realizado y he aquí no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Kappa llegó a ser uno de los arahants.