Colección de discursos agrupados temáticamente

Bhara Sutta

22.22. Discurso sobre la carga

En Savatthi. Estando ahí el Bienaventurado se dirigió a los monjes con estas palabras:

“Voy a enseñaros sobre la carga, sobre el portador de la carga, sobre el tomar la carga y sobre el echar la carga. Escuchad y prestad atención que voy a hablar”.—"Sí, Venerable Señor”, respondieron los monjes y el Bienaventurado continuó:

“Y ¿qué es, monjes, la carga? Debería decirse: los cinco cúmulos del apego. Y ¿cuáles son estos cinco? El cúmulo del apego de la forma, el cúmulo del apego de la sensación, el cúmulo del apego de la percepción, el cúmulo del apego de las formaciones mentales, el cúmulo del apego de la conciencia. Esto es lo que se llama carga.

“Y ¿qué es, monjes, el portador de la carga? Debería decirse: la persona, este venerable señor de tal y tal nombre, de tal y tal clan. Este es al que se llama portador de la carga.

“Y ¿en qué consiste, monjes, el hecho de tomar la carga? Debería decirse: es esta avidez que conduce a la renovación de la existencia, acompañada por el deleite y la codicia, buscar el deleite aquí y allá; es decir, la avidez por los placeres sensuales, la avidez por la existencia y la avidez por la exterminación. A esto se llama el hecho de tomar la carga.

“Y ¿en qué consiste, monjes, el hecho de echar la carga? Debería decirse: el desaparecer definitivo y el cese de esta misma avidez, el abandono y la liberación de ella, la libertad de ella y la no dependencia de ella. A esto se llama el hecho de echar la carga.”

Esto es lo que el Bienaventurado dijo. Habiendo dicho esto, el Bendito, el Maestro agregó esto:

el portador de la carga es la persona.
Al tomar la carga hay sufrimiento en el mundo,
sl echar larga, hay felicidad.
Al echar la pesada carga
y al no tomar una nueva,
al cortar la avidez de la raíz,
uno es libre del hambre, plenamente satisfecho.