Colección de discursos agrupados temáticamente

Tatiyaassada Sutta

22.28. Tercer discurso sobre la gratificación

En Savatthi.

“Monjes, si no hubiese gratificación en la forma, los seres no llegarían a enamorarse de ella; pero siendo que hay gratificación en la forma, los seres llegan a enamorarse de ella. Si no hubiese peligro en la forma, los seres no llegarían a experimentar repugnancia por ella; pero siendo que hay peligro en la forma, los seres llegan a experimentar repugnancia por ella. Si no hubiese escape de la forma, los seres no podrían escaparse de ella; pero siendo que hay escape de la forma, los seres se escapan de ella.

“Monjes, si no hubiese gratificación en la sensación… Si no hubiese peligro en la sensación… Si no hubiese escape de la sensación, los seres no podrían escaparse de ella; pero siendo que hay escape de sensación, los seres se escapan de ella.

“Monjes, si no hubiese gratificación en la percepción… Si no hubiese peligro en la percepción… Si no hubiese escape de la percepción, los seres no podrían escaparse de ella; pero siendo que hay escape de la percepción, los seres se escapan de ella.

“Monjes, si no hubiese gratificación en las formaciones mentales… Si no hubiese peligro en las formaciones mentales… Si no hubiese escape en las formaciones mentales, los seres no podrían escaparse de ellas; pero siendo que hay escape de las formaciones mentales, los seres se escapan de ellas.

“Monjes, si no hubiese gratificación en la conciencia… Si no hubiese peligro en la conciencia… Si no hubiese escape de la conciencia, los seres no podrían escaparse de ella; pero siendo que hay escape de la conciencia, los seres se escapan de ella.

“Monjes, mientras que los seres no conozcan directamente cómo realmente es la gratificación, el peligro y el escape en caso de estos cinco cúmulos sujetos la apego, no tendrán escape en este mundo con sus devas, Mara y Brahma, en esta generación con sus ascetas y brahmanes, con sus devas y seres humanos. No podrán soltarlo, liberarse de él ni podrán morar con sus mentes libres de barreras. Pero cuando los seres conozcan directamente tal como realmente son, entonces tendrán escape de este mundo con sus devas, Mara y Brahma, de esta generación con sus ascetas y brahmanes, con sus devas y seres humanos. Podrán soltarlo, liberarse de él y podrán morar con sus mentes libres de barreras”.