Colección de discursos agrupados temáticamente

Dutiyananda Sutta

22.38. Segundo discurso con Ananda

En Savatthi. En esta ocasión el Venerable Ananda se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje y se sentó a un lado. Entonces, cuando el Venerable Ananda ya estaba sentado a un lado, el Bienaventurado le dijo:

“Ananda, si se te preguntase lo siguiente: ‘amigo Ananda, ¿cuáles son estas cosas cuyo surgimiento ha sido discernido, cuyo desvanecimiento ha sido discernido, cuya alteración ha sido discernida y cuyo permanecer ha sido discernido? ¿Cuáles son estas cosas cuyo surgimiento es discernido, cuyo desvanecimiento es discernido, cuya alteración es discernida y cuyo permanecer es discernido? ¿Cuáles son estas cosas cuyo surgimiento será discernido, cuyo desvanecimiento será discernido, cuya alteración será discernida y cuyo permanecer será discernido?' -siendo preguntado así, ¿qué es lo que responderías?”

“Venerable Señor, si se me preguntase así, respondería lo siguiente: ‘Amigos, con la forma que ha pasado, ha cesado o ha cambiado, ha sido discernido el surgimiento, el desvanecimiento ha sido discernido y la alteración de aquello que permanece ha sido discernida. Con la sensación… Con la percepción… Con las formaciones mentales… Con la conciencia que ha pasado, ha cesado o ha cambiado, ha sido discernido el surgimiento, el desvanecimiento ha sido discernido y la alteración de aquello que permanece ha sido discernida. Éstas son, amigos, las cosas, cuyo surgimiento ha sido discernido, cuyo desvanecimiento ha sido discernido, cuya alteración ha sido discernida y cuyo permanecer ha sido discernido’.

“‘Amigos, con la forma que ha nacido, no llegó a ser manifiesta, el surgimiento será discernido, el desvanecimiento será discernido y la alteración de aquello que permanece será discernida. Con la sensación… Con la percepción… Con las formaciones mentales… Con la conciencia que no ha nacido, no llegó a ser manifiesta, el surgimiento será discernido, el desvanecimiento será discernido y la alteración de aquello que permanece será discernida. Éstas son, amigos, las cosas, cuyo surgimiento será discernido, cuyo desvanecimiento será discernido, cuya alteración será discernida y cuyo permanecer será discernido’.

“‘Amigos, con la forma que nacido, que llegó a ser manifiesta, el surgimiento es discernido, el desvanecimiento es discernido y la alteración de aquello que permanece es discernida. Con la sensación… Con la percepción… Con las formaciones mentales… Con la conciencia que ha nacido, que llegó a ser manifiesta, el surgimiento es discernido, el desvanecimiento es discernido y la alteración de aquello que permanece es discernida. Éstas son, amigos, las cosas, cuyo surgimiento es discernido, cuyo desvanecimiento es discernido, cuya alteración es discernida y cuyo permanecer es discernido’.

“Siendo preguntado así, Venerable Señor, respondería de esta manera.”

“¡Bien, Ananda, muy bien!”.

(El Buda repite aquí la respuesta entera del Venerable Ananda, concluyendo:)

“Siendo preguntado así, deberías responder de esta manera”.