Colección de discursos agrupados temáticamente

Samanupassana Sutta

22.47. Discurso sobre las maneras de percibir las cosas

En Savatthi. “Monjes, aquellos ascetas y brahmanes que consideran el ser de diferentes maneras, todos consideran los cinco cúmulos del apego o algunos de ellos. Y ¿cuáles son estos cinco?

“He aquí, monjes, el mundano no instruido, que no busca a los nobles, ni es hábil en su Dhamma, que no busca a las personas superiores, ni es hábil en su Dhamma, considera la forma como el ser, o el ser como el que posee forma, la forma como en el ser o el ser como en la forma. Además, él considera la sensación como el ser… la percepción como el ser… las formaciones mentales como el ser… la conciencia como el ser, o el ser como el que posee la conciencia, la conciencia como en el ser o el ser como en la conciencia.

“Siendo así, esta manera de considerar las cosas y la noción del ‘yo soy' no se desvanece en él. Como ‘yo soy' no se desvanece, tiene lugar el descenso de las facultades: facultad del ojo, facultad del oído, facultad de la nariz, facultad de la lengua y la facultad del cuerpo. He aquí, monjes, la mente, he aquí los fenómenos mentales y he aquí el elemento de la ignorancia. Cuando el mundano no instruido está conectado a través de la sensación surgida de la ignorancia del contacto, se le ocurre ‘yo soy; se le ocurre ‘yo soy esto'; se le ocurre ‘yo seré' y ‘yo no seré', ‘voy a consistir en la forma' y ‘voy a ser sin la forma', ‘voy a ser preceptor', ‘voy a hacer el que no percibe' y ‘voy a ser ni preceptor ni el que no percibe’.

“Las cinco facultades permanecen justo ahí, monjes, pero en cuanto a ellas, el instruido noble discípulo abandona la ignorancia y hace surgir el verdadero conocimiento. Con la desaparición de la ignorancia y con el surgimiento del verdadero conocimiento no se le ocurre ‘yo soy; no se le ocurre ‘yo soy esto'; no se le ocurre ‘yo seré' ni ‘yo no seré', ‘voy a consistir en la forma' ni ‘voy a ser sin la forma', ‘voy a ser preceptor', ‘voy a hacer el que no percibe' ni ‘voy a ser ni preceptor ni el que no percibe' -nada de esto se le ocurre”.