Colección de discursos agrupados temáticamente

Cakkhu Sutta

25.1. Discurso sobre el ojo

En Savatthi. “Monjes, el ojo es transitorio, cambiable, sujeto a convertirse en otra cosa. El oído es transitorio, cambiable, sujeto a convertirse en otra cosa. La nariz es transitoria, cambiable, sujeta a convertirse en otra cosa. La lengua es transitoria, cambiable, sujeta a convertirse en otra cosa. El cuertpo es transitorio, cambiable, sujeto a convertirse en otra cosa. La mente es transitoria, cambiable, sujeta a convertirse en otra cosa. Alguien que pone una fe resoluta en estas enseñanzas es llamado ‘seguidor por fe', uno que ha entrado al fijo curso de la justeza, que ha entrado al plano de una persona superior, trascendiendo el plano de lo mundano. Él no es capaz de cometer acción alguna que fuera la razón, por la cual podría renacer en el infierno, en el reino animal o en el dominio de los espíritus hambrientos; no es capaz de terminar esta existencia sin haber realizado el fruto del que-entra-en-la-corriente.

“Alguien, para quien estas enseñanzas son aceptadas así, después de haberlas ponderado con suficiente grado de sabiduría, es llamado ‘seguidor por Dhamma', uno que ha entrado al fijo curso de la justeza, que ha entrado al plano de una persona superior, trascendiendo el plano de lo mundano. Él no es capaz de cometer acción alguna que fuera la razón, por la cual podría renacer en el infierno, en el reino animal o en el dominio de los espíritus hambrientos; no es capaz de terminar esta existencia sin haber realizado el fruto del que-entra-en-la-corriente.

“Alguien que conoce y ve estas enseñanzas así, es llamado el ‘que-entró-en-la-corriente', no más ligado a nada en este mundo, con un destino fijo: con el despertar como destino”.