Colección de discursos agrupados temáticamente

Sataccamulakasappayakari Sutta

34.55. La idoneidad en relación a la persistencia

En Savatthi. “Monjes, existen cuatro clases de meditadores. Y, ¿cuáles son esas cuatro?

“He aquí, monjes, el meditador es un trabajador persistente en cuanto a concentración, pero no es uno que hace lo idóneo en cuanto a concentración.

“He aquí, monjes, el meditador es uno que hace lo idóneo en cuanto a concentración, pero no es un trabajador persistente en cuanto a concentración.

“He aquí, monjes, el meditador no es un trabajador persistente en cuanto a concentración ni es uno que hace lo idóneo en cuanto a concentración.

“He aquí, monjes, el meditador tanto es un trabajador persistente en cuanto a concentración como uno que hace lo idóneo en cuanto a concentración.

“Por eso, monjes, el meditador que tanto es un trabajador persistente en cuanto a concentración como uno que hace lo idóneo en cuanto a concentración es el mayor, el mejor, el primero, el más alto y más excelso entre esas cuatro clases de meditadores.

“Al igual, monjes, que de la vaca viene la leche, de la leche viene la crema, de la crema viene la mantequilla, de la mantequilla viene el ghe y del ghe viene la crema de ghe, la cual es considerada la mejor entre ellos, de la misma manera, el meditador que tanto es hábil en el trabajo persistente en cuanto a concentración como es uno que hace lo idóneo en cuanto a concentración es el mayor, el mejor, el primero, el más alto y más excelso entre esas cuatro clases de meditadores”.

Según los Comentarios, los meditadores de esa clase son hábiles en los factores del jhana, pero no son capaces de alcanzar el jhana en sí. Teniendo en cuenta, sin embargo, que en los suttas antiguos la recta concentración es siempre definida en función de los jhanas, esta interpretación parece dudosa. Bhikkhu Bodhi, por ejemplo, sugiere que el hecho de ser hábil en “el logro en cuanto a concentración” equivale a la “maestría del logro” (samapattivasi), la cual se describe en Patisambhidamagga así “el alcanza el primer jhana (etc.) dónde, cuándo y por cuánto tiempo quiere; no tiene dificultad en el logro”.