Colección de discursos agrupados temáticamente

Avijjapahana Sutta

35.53. Abandonando la ignorancia

En Savatthi. En esa ocasión un cierto monje se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo:

“Venerable señor, ¿cómo uno debería conocer, cómo uno debería ver para que la ignorancia fuese abandonada y surgiese el verdadero conocimiento?”

“Monje, cuando uno conoce y ve el ojo como transitorio, la ignorancia es abandonada y surge el verdadero conocimiento. Cuando uno conoce y ve las formas… la conciencia del ojo… el contacto del ojo… cualquier sensación que surge con el contacto del ojo como condición –sea placentera, dolorosa o ni-placentera-ni-dolora- como transitoria, la ignorancia es abandonada y surge el verdadero conocimiento.

“Cuando uno conoce y ve el oído… la nariz… la lengua… el cuerpo… la mente como transitoria, la ignorancia es abandonada y surge el verdadero conocimiento. Cuando uno conoce y ve los fenómenos mentales… la conciencia de la mente… el contacto de la mente… cualquier sensación que surge con el contacto de la mente como condición –sea placentera, dolorosa o ni-placentera-ni-dolora- como transitoria, la ignorancia es abandonada y surge el verdadero conocimiento.

“Cuando uno conoce y ve de esta manera, monje, la ignorancia es abandonada y surge el verdadero conocimiento”.