Colección de discursos agrupados temáticamente

Kinnusiha Sutta

4.12. El león

En una ocasión, el Bienaventurado estaba morando en la arboleda de Jeta, en el parque de Anathapindika, cerca de Savatthi. En esta ocasión el Bienaventurado estaba enseñando el Dhamma rodeado por una gran asamblea.

Entonces esto se le ocurrió al Mara, el Malvado: “El asceta Gotama está enseñando el Dhamma rodeado por una gran asamblea. Acerquémonos al asceta Gotama en aras de confundirlo”.

Acto seguido Mara, el Malvado se acercó al Bienaventurado y se dirigió a él en verso:

Confiado en medio de la asamblea?
Hay alguien que es tu rival,
¿Por qué pues te crees victorioso?”.

[El Bienaventurado:]

“Los grandes héroes rugen sus rugidos de león,
Confiados en medio de la asamblea,
Los Tathagatas dotados de los poderes
Han cruzado sobre el apego al mundo”.

Entonces Mara, el Malvado, descubriendo: “El Bienaventurado me reconoció, el Afortunado sabe que soy yo”, triste y decepcionado desapareció de allí.