Colección de discursos agrupados temáticamente

Upaddha Sutta

45.2. Discurso de la mitad (de la vida santa)

{2} Así he escuchado que en una ocasión el Bendito estaba viviendo entre los sakyas. Ahora hay un pueblo sakya llamado Sakkara. Allí el Venerable se acercó al Bendito y, a su llegada, habiéndose postrado ante el Bendito, se sentó a un lado. Una vez se sentó allí, el Venerable Ananda le dijo al Bendito, “Esto es la mitad de la vida santa, señor: amistad admirable, compañerismo admirable, camaradería admirable” .

“No diga esto, Ananda. No lo diga. La amistad admirable, el compañerismo admirable, la camaradería admirable, en realidad, es la totalidad de la vida santa. Cuando un monje tiene personas admirables como amigos, compañeros y camaradas, se puede esperar que él desarrolle y persiga el .

“¿Y cómo un monje que tiene personas admirables como amigos, compañeros y camaradas, desarrolla y persigue el noble óctuple sendero? Existe el caso donde un monje desarrolla la correcta visión dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, resultando en el abandono. Él desarrolla la correcta resolución dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Él desarrolla el correcto discurso dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Él desarrolla la acción correcta dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Él desarrolla el sustento correcto dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Él desarrolla el correcto esfuerzo dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Él desarrolla la atención correcta dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Él desarrolla la correcta concentración dependiente del aislamiento, dependiente del desapasionamiento, dependiente de la cesación, que resulta en el abandono. Así es como un monje que tiene personas admirables como amigos, compañeros y camaradas desarrolla y persigue el noble óctuple sendero.

“Y por esta línea de razonamiento uno puede conocer cómo la amistad admirable, el compañerismo admirable y la camaradería admirable son en realidad la totalidad de la vida santa. Dependiendo de mí, como amigo admirable, los seres sujetos al nacimiento han ganado la liberación del nacimiento, los seres sujetos al envejecimiento, han ganado la liberación del envejecimiento, los seres sujetos a la muerte, han ganado la liberación de la muerte, los seres sujetos a la pena, lamentación, dolor, angustia y desesperación, han ganado la liberación de la pena, lamentación, dolor, angustia y desesperación. Es por esta línea de razonamiento que uno puede conocer cómo la amistad admirable, el compañerismo admirable y la camaradería admirable son en realidad la totalidad de la vida santa”.