Colección de discursos agrupados temáticamente

Cala Sutta

5.6. Discurso con Cala

En Savatthi. En aquel entonces, una mañana temprano la monja Cala se vistió y, tomando su cuenco y el hábito exterior, entró a Savatthi en busca de las limosnas. Después de haber caminado en Savatthi en busca de las limosnas, después de haber retornado de esa su habitual ronda de buscar comida y después de haberse alimentado, fue a la arboleda del Hombre Ciego para la morada diurna. Habiendo penetrado dentro de la arboleda del Hombre Ciego, se paró al pie de un árboll para su morada diurna.

Entonces, el Mara, el Malvado se acercó a la monja Cala y se dirigió a ella:

“¿Qué es aquello que no ves con buenos ojos, monja?”

[Monja Cala]

“No veo con buenos ojos el nacimiento, amigo”.

[Mara]

Alguien que nace, puede disfrutar de los placeres sensuales.
¿Quién es el que te persuadió de eso:
‘No veas con buenos ojos el nacimiento, monja?

[Monja Cala]

El que nació, encuentra el sufrimiento.
Encuentra ataduras, azotes y aflicción.
Es por eso que no veo con buenos ojos el nacimiento.
El Buda me enseñó este Dhamma,
De cómo vencer el nacimiento,
De cómo abandonar las penas,
Y establecerse en la verdad.
Pero aquellos seres que están de paso entre las formas,
Y los que habitan en los planos inmateriales,
Si no entenderán el cese,
Volverán a existir de vuelta.

Entonces Mara, el Malvado descubrió lo siguiente: “La monja Cala me conoce”. Y, abatido y desalentado, desapareció de ahí.