Colección de discursos agrupados temáticamente

Asavakkhaya Sutta

54.20. Discurso sobre la destrucción de las impurezas

{996} “¿Y cómo, monjes, la concentración a través de la atención consciente en la respiración, cuando es desarrollada y cultivada, conduce al abandono de los grilletes, al desarraigo de las tendencias subyacentes, al pleno entendimiento del curso y a la destrucción de las impurezas?

“He aquí el monje que, yendo al bosque, debajo del árbol o en una choza vacía, se sienta. Cruzando las piernas y enderezando su cuerpo, pone su atención consciente enfrente, siempre consciente de que inhala y consciente de que exhala.

“[i] Inhalando largo, él entiende: ‘Estoy inhalando largo’, o exhalando largo, entiende ‘Estoy exhalando largo’. [ii] Cuando inhala corto, él entiende ‘Estoy inhalando corto’, o cuando exhala corto, entiende ‘Estoy exhalando corto’. [iii] Y él se entrena así: ‘Voy a inhalar experimentado el cuerpo entero’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar experimentado el cuerpo entero’. [iv] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar calmando las formaciones corporales’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, calmando las formaciones corporales’.

“[v] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar experimentando la alegría’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, experimentando la alegría’. [vi] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar experimentando el placer’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, experimentando el placer’. [vii] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar experimentando las formaciones mentales’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, experimentando las formaciones mentales’. [viii] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar calmando las formaciones mentales’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, calmando las formaciones mentales’.

“[ix] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar experimentando la mente’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, experimentando la mente’. [x] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar llenando de gozo la mente’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, llenando de gozo la mente’. [xi] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar concentrando la mente’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, concentrando la mente’. [xii] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar liberando la mente’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, liberando la mente’.

“[xiii] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar contemplando la impermanencia’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, contemplando la impermanencia’. [xiv] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar contemplando el desvanecimiento’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, contemplando el desvanecimiento’. [xv] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar contemplando el cese’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, contemplando el cese’. [xvi] Él se entrena así: ‘Voy a inhalar contemplando el renunciamiento’, y se entrena así: ‘Voy a exhalar, contemplando el renunciamiento’.

“De esta manera, monjes, la concentración a través de la atención consciente en la respiración, cuando es desarrollada y cultivada, conduce al abandono de los grilletes, al desarraigo de las tendencias subyacentes, al pleno entendimiento del curso y a la destrucción de las impurezas”.