Colección de discursos agrupados temáticamente

Pathamapuññabhisanda Sutta

55.31. Primer discurso sobre las corrientes de mérito

{1027} “Monjes, he aquí estas cuatro corrientes de méritos, corrientes de lo beneficioso, nutrimentos de la felicidad—que es celestial, fructífera en felicidad y conducente al cielo―, que lleva a lo que es deseable, esperado y agradable para el bienestar y la felicidad de uno. Y, ¿cuáles son esas cuatro?

“He aquí, el noble discípulo posee una inamovible fe en el Buda de esta manera: ‘El Bienaventurado es un Arahant, perfectamente iluminado, realizado en el conocimiento verdadero y la conducta, el Sublime, conocedor del mundo, insuperable entrenador de los que han de ser amansados, maestro de los devas y de los seres humanos, el Iluminado, el Bienaventurado’. Esta es la primera corriente de méritos, corriente de lo beneficioso, nutrimento de la felicidad—que es celestial, fructífera en felicidad y conducente al cielo― que lleva a lo que es deseable, esperado y agradable para el bienestar y la felicidad de uno.

“Además, el noble discípulo posee una inamovible fe en el Dhamma de esta manera: ‘El Dhamma está bien expuesto por el Bienaventurado, directamente visible, inmediato, que invita a uno a venir y ver, aplicable, experimentable personalmente por el sabio’. Esta es la segunda corriente de méritos…

“Además, el noble discípulo posee una inamovible fe en el Sangha de esta manera: ‘El Sangha de los discípulos del Bienaventurado practica de buena manera, practica de manera recta, practica de manera verdadera, practica de manera apropiada; el Sangha del Bienaventurado, es decir, los cuatro pares de personas, ocho tipos de individuos’. Esta es la tercera corriente de méritos…

“Además, el noble discípulo posee una conducta virtuosa apreciada por los nobles, que es inquebrantable, perfecta, intachable, inmaculada, liberadora, alabada por el sabio, desapegada y conducente a concentración. Esta es la cuarta corriente de méritos…

“Estas son, monjes, las cuatro corrientes de méritos, corrientes de lo beneficioso, nutrimentos de la felicidad—que es celestial, fructífera en felicidad y conducente al cielo― que lleva a lo que es deseable, esperado y agradable para el bienestar y la felicidad de uno”.