Colección de discursos agrupados temáticamente

Navakammika Sutta

7.17. Navakammika

En una ocasión el Bienaventurado estaba morando entre los kosalans, en un cierto matorral del bosque. En aquella ocasión, el brahmán Navakammika Bharadvaja se encontraba haciendo un trabajo en aquel matorral del bosque. Entonces, el brahmán Navakammika Bharadvaja vio al Bienaventurado sentado al pie de un árbol sala con sus piernas cruzadas, manteniendo su cuerpo erecto y habiendo puesto su atención consciente enfrente. Habiéndolo visto, pensó así: “Yo tomo deleite consiguiendo un trabajo para hacer en este matorral del bosque. ¿Qué deleite consigue este asceta Gotama aquí?”.

Acto seguido el brahmán Navakammika Bharadvaja se acercó al Bienaventurado y se dirigió a él en verso:

Aquí en el bosque sala, monje?
¿En razón de qué encuentras el deleite
Sólo en el bosque, Gotama?”.

[El Bienaventurado:]

“No hay nada en el bosque que necesite hacer;
Cortadas las raíces, mi bosque se secó.
Sin madera ni dardos, con el descontento desecho,
Encuentro el deleite en la soledad del bosque”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Navakammika Bharadvaja dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los monjes. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.