Colección de discursos agrupados temáticamente

Sangarava Sutta

7.21. Sangarava

En Savatthi. En esta ocasión un brahmán de nombre Sangarava estaba residiendo en Savatthi. Él era un practicante de purificación en el agua, alguien que creía en la purificación en el agua, que moraba con devoción a la inmersión de sí mismo en el agua al amanecer y al anochecer.

Entonces, de mañana temprano, el Venerable Ananda se vistió, tomó su cuenco y hábito exterior, y entró a Savatthi por la comida de las limosnas. Habiendo recorrido en búsqueda de la comida de las limosnas en Savatthi, cuando retornó de esa su habitual ronda y comió, se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y le dijo: “He aquí, Venerable Señor, un brahmán de nombre Sangarava está residiendo en Savatthi. Él es un practicante de purificación en el agua, alguien que cree en la purificación en el agua, que mora con devoción a la inmersión de sí mismo en el agua al amanecer y al anochecer. Sería bueno, Venerable Señor, que el Bienaventurado se acercara a la residencia del brahmán Sangavara por compasión”. Y el Bienaventurado consintió en silencio.

Entonces, de mañana temprano, el Bienaventurado se vistió, tomó su cuenco y hábito exterior, y se acercó a la residencia del brahmán Sangarava, donde se sentó en el asiento que estaba preparado para él. Acto seguido, el brahmán Sangarava se acercó al Bienaventurado e intercambió con él cordiales saludos, después de lo cual, se sentó a un lado. Y el Bienaventurado le dijo: “¿Es verdad, brahmán, que eres un practicante de la purificación en el agua, alguien que cree en la purificación en el agua, que mora con devoción a la inmersión de sí mismo en el agua al amanecer y al anochecer?”.

“Sí, maestro Gotama”.

“¿Lo consideras beneficioso para ti, brahmán?”.

“He aquí, maestro Gotama, cualquier mala acción que hago durante el día, la limpio mediante el baño del anochecer. Y cualquier mala acción que hago durante la noche, la limpio mediante el baño del amanecer”.

[El Bienaventurado:]

“El Dhamma, brahmán, es un lago con vados de virtud
—Un lago limpio alabado por los buenos—
Donde los maestros de conocimiento van a bañarse,
Y, con extremidades secas, cruzan a la orilla lejana”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Sangarava dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, maestro Gotama! ¡Excelente, maestro Gotama! El maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los monjes. Que el maestro Gotama me considere como su seguidor laico a partir de ahora, que ha ido por refugio de por vida”.