Exclamaciones

1.9. Discurso con los ascetas de cabellos en rodete

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant se encontraba en la ciudad de Gaya, en la Colina de Gaya. En esa misma ocasión, en Gaya, numerosos ascetas de cabellos en rodete en las noches frías y heladas, en el invierno, en la época de la caída de las nieves, se sumergían en el agua y emergían de ella, vertían agua sobre sus cuerpos y realizaban ofrendas en el fuego pensando: «De esta manera se consigue la purificación».

El bhagavant vio a aquellos numerosos ascetas de cabellos en rodete que en las noches frías y heladas, en el invierno, en la época de la caída de las nieves, se sumergían en el agua y emergían de ella, vertían agua sobre sus cuerpos y realizaban ofrendas en el fuego pensando: «De esta manera se consigue la purificación».

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana :

Esta gente se baña con exceso,
pero uno no se purifica con el agua;
aquél que posee la verdad y la doctrina,
ése es puro, ése es un brahmán.