Exclamaciones

3.4. Discurso con Sariputta

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant se encontraba en la ciudad de Savatthi, en el Bosque del Príncipe Jeta, en el parque de Anathapindika . En aquella ocasión el venerable Sariputta estaba sentado cerca del bhagavant , habiendo adoptado la postura pallanka conservando el cuerpo erguido y manteniendo su conciencia frente a su objeto

Y el bhagavant vio al venerable Sâriputta, sentado cerca de él, habiendo adoptado la postura pallanka , conservando el cuerpo erguido y manteniendo su conciencia frente a su objeto.

El bhagavant , comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana

Como una montaña de roca maciza,
inmóvil y firmemente establecida,
así es el bhikkhu una vez que ha destruido el error:
como a la montaña
nada puede alterarlo.