Exclamaciones

6.8. Discurso con la cortesana

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant se encontraba en la ciudad de Rajagaha, en el Bosque de Bambús, en el Lugar-en-que-se-daba-comida-a-las-ardillas. En aquella ocasión, en Rajagaha, dos grupos estaban enamorados de cierta cortesana, apasionados por ella. Se peleaban, reñían, disputaban y se atacaban unos a otros a puñetazos, se atacaban a pedradas, se atacaban con garrotes, se atacaban con cuchillas. Y así morían o se infligían terribles sufrimientos.

Entonces numerosos bhikkhus, por la mañana, después de vestirse, tomando sus mantos y sus escudillas, entraron en Rajagaha en busca de limosna. Y habiendo recorrido Rajagaha en busca de limosna, retornando por la tarde de la recolección de limosnas, se acercaron a donde estaba el bhagavant y, habiéndosele acercado, saludando al bhagavant, se sentaron a un lado. Entonces, sentados a su lado, aquellos bhikkhus le dijeron al bhagavant: «Aquí, señor, en Rajagaha, dos grupos están enamorados de cierta cortesana, apasionados por ella. Se pelean, riñen, disputan y se atacan unos a otros a puñetazos, se atacan a pedradas, se atacan con garrotes, se atacan con cuchillas. Y así mueren o se infligen terribles sufrimientos».

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana

Lo que han obtenido y lo que pueden obtener, ambas cosas están compenetradas de impureza y son propias de un enfermo o de quien lo imita. Aquellos para quienes lo esencial es el estudio, la vida virtuosa, la vida religiosa y aquellos para quienes lo esencial es el culto: he aquí un extremo. Aquellos que dicen: 'No hay nada malo en los placeres': he aquí el otro extremo. Estos dos extremos alimentan los cementerios, los cementerios a su vez alimentan su opinión'. No conociendo la naturaleza de ambos extremos, unos se adhieren a ellos y otros van más allá. Pero aquellos que conociendo la naturaleza de ambos extremos, no persistieron en ellos y por tal razón no se llenaron de vanidad -se puede decir que para ellos no existe ciclo de reencarnaciones.