Exclamaciones

6.9. Discurso sobre rodar de prisa

Esto he escuchado. En una ocasión el Bienaventurado estaba morando cerca de Savatthi, en la arboleda Jeta del parque de Anathapindika. En esta ocasión, el Bienaventurado estaba sentado al aire libre, en la oscuridad de la noche, con una lámpara de aceite encendida.

Y en este momento muchas polillas estaban rodando la lámpara de aceite y desafortunadamente caían adentro, apresuradamente caían adentro, desafortunada y apresuradamente caían adentro. Y el Bienaventurado observaba las polillas cómo estaban rodando la lámpara de aceite y cómo desafortunadamente caían adentro, apresuradamente caían adentro, desafortunada y apresuradamente caían adentro.

Entonces el Bienaventurado, habiendo penetrado este tema, elevó en este momento la siguiente exclamación (Udana):

Ellos rondan apresuradamente, pero yerran lo esencial,
Creando cada vez nuevas cadenas.
Al igual que las polillas caen dentro del fuego,
Algunos sólo se empeñan en lo que ven u oyen.