Exclamaciones

7.1. Primer discurso con Bhaddiya, el enano

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant se encontraba en la ciudad de Savatthi en el Bosque del Prín­cipe Jeta, en el parque de Anathapindika. En aquella ocasión el venerable Sariputta de muchas maneras instruía, incitaba, entusiasmaba y llenaba de gozo al venerable Bhaddiya, el enano, mediante una conversación muy variada sobre la doctrina.

Y la mente del venerable Bhaddiya, el enano, que había sido instruida, incitada, entusiasmada y llenada de gozo por el venerable Sariputta mediante una conversación muy variada sobre la doctrina, se liberó definitivamente de sus impurezas.

Y el bhagavant vio que la mente del venerable Bhaddiya, el enano, que había sido instruida, incitada, entusiasmada y llena­da de gozo por el venerable Sariputta mediante una conversación muy variada sobre la doctrina, se había liberado definitivamente de sus impurezas.

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana

Se ha liberado
de arriba, de abajo, de todas partes;
ya no imagina: «yo soy»
y, liberado en esta forma,
ha atravesado la corriente
que antes no atravesara,
para no renacer jamás.