Exclamaciones

7.6. Discurso sobre la destrucción de la avidez

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant se encontraba en la ciudad de Savatthi, en el Bosque del Prín­cipe Jeta, en el parque de Anathapindika. En aquella ocasión el venerable Aññasikondañña estaba sentado cerca del bha­gavant, habiendo adoptado la postura pallanka manteniendo el cuerpo erguido, concentrado sobre la liberación que proviene de la destrucción del deseo.

Y el bhagavant vio al venerable Aññasikondañña sentado cerca suyo, habiendo adoptado la postura pallanka, manteniendo el cuerpo erguido y concentrado sobre la liberación que pro­viene de la destrucción del deseo.

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana

¿Quién se atrevería a criticar
a aquel sabio que se ha liberado de los lazos,
que ya no tiene ninguna raíz clavada en tierra,
que no tiene hojas - cuánto menos lianas?
Aún los dioses lo alaban,
el mismo Brahma lo alaba.